Reserva moral

Posted on abril 17, 2014

Parece oportuno en este día reproducir la sentida nota que ha escrito una mujer ofendida que reclama públicamente a su cónyuge por una infidelidad poco frecuente, pues se siente moralmente traicionada:

Te he dicho no y no y mil veces no.  Ese pequeño espacio que tú ahora llamas con cierto desprecio “chacra” está cargado de historia, de luz, de memoria, es en fin una reserva moral que estuviste siempre de acuerdo en respetar por el bien de nuestros hijos.  Está construida con el esfuerzo de mis abuelos y después de mis padres, pero sobre todo con el trabajo silencioso, constante de la mano de la naturaleza.

Fuimos una vez de novios, y recuerdo como si fuera hoy, que me dijiste que este empeño por cuidar la naturaleza constituía el más bonito atributo de mi familia. Me resulta difícil oír lo que oigo cuando esa joya se transforma en tu boca en un adefesio, en un recodo de pajaritos multicolores que no requiere ser protegido, que hoy por necesidad debería transformarse en metálico para darle un uso indefinido.  Yo que siempre fui objetiva en materia del destino de los míos y veo el futuro con demasiada aprehensión, veo un desierto, un campo sembrado de un explosivo que llaman pentolita y el beneficio supuesto convertido en plata de bolsillo.

El paisaje repetido del que fui muchas veces testigo. Y vuelvo a recordarte que fuiste tú quien habló, con los ojos anegados de emoción, de una reserva moral que era en verdad una mínima choza con hamacas en el filo de un pedazo de tierra en el corazón de la selva. Un lugar en fin donde morir un día con los ojos repletos de luz, los pulmones inflados de pureza y los oídos engolosinados del cantar de esos pajaritos que hoy desprecias.

Te vuelvo a decir no, no te autorizo, así fuera que esta decisión significara el fin de nuestro matrimonio.  Y para que no me vuelvas con el cuento del capricho te reitero la importancia de conservar  nuestra reserva moral, sin que le cruce ninguna servidumbre ni que se instalen plataformas como ícono de la codicia, ni que se arranque un árbol de ese pequeño espacio de paraíso porque es demasiado frágil. No quiero vivir para llenarme de razón si debo constatar mi finca convertida en campo agreste en que se extraña el verde, lo que es tan grave como si te  vaciaran el pecho.

Si aún tus convicciones viejas se sostienen y hallas la cordura para concordar conmigo y con mis hijos en preservar la naturaleza serás bien recibido; al contrario te quedan bien pocos caminos para pasar por encima de nuestra firme voluntad.

 TU FAMILIA

Filed Under Ambiente, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Salud, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Capitalismo… ¿con rostro humano?

Posted on mayo 11, 2013

(Basado en el artículo “Vigencia del análisis gramsciano en el proceso político ecuatoriano” por Decio Machado)

Actualmente en el Ecuador, el uso de los términos “Patria” o “Nación” apuntan a generar un sentimiento de identidad en grupos sociales diferentes e incluso antagónicos, entre explotadores y explotados,  con el fin de conformar un bloque hegemónico donde converjan todas las clases sociales en torno a un proyecto burgués.

El proyecto populista del gobierno de Rafael Correa incluye un “proyecto de país”, que no tenía ninguno de los gobiernos anteriores desde hace varias décadas, y que ha ido consolidando una alianza política que incluye a las diferentes clases sociales, cada una de las cuales ha recibido beneficios.  Es así como el conflicto entre clase dominante y clase explotada se atenúa, lo que se expresa en la afirmación de Correa de que la lucha de clases es un concepto caduco  que solamente sigue siendo usado por la “izquierda infantil”.

El término revolución,  super utilizado por parte del gobierno, y que significa una alteración total de las estructuras socioeconómicas y políticas por otras radicalmente opuestas, en la práctica no tiene sentido. Llega no más allá del nivel de reformas y de modernización capitalista,  toda vez que el gobierno mantiene un modelo basado en la producción monopólica y neo extractivista.

Ciertamente, el gobierno ha incrementado el salario mínimo en varias ocasiones y, según sus afirmaciones, ya  cubre la totalidad de la canasta de pobreza  (lo cual no ha sido demostrado). Además, ha incrementado el bono de desarrollo humano a $ 50, cantidad significativa, que  aunque a nadie permite salir de la pobreza, sí ha generado la adhesión electoral del numeroso  sector que recibe este beneficio.

Paralelamente, los 110 grandes grupos económicos del país han aumentado notablemente sus ingresos durante el gobierno de Correa gracias fundamentalmente al  notable aumento del gasto de Estado y del incremento del  dinero circulante en el país. Es así como estos grupos concentran actualmente el 41% del producto interno bruto del Ecuador, más que nunca antes en la historia. Por eso, el incremento de impuestos lo han aceptado con tibias quejas pero sin dramas.

Bajo el espejismo creado por  un discurso demagógico y populista basado en la justicia, equidad,  subsidios sociales y la construcción de una “Patria Nueva” que dejó atrás la larga noche neoliberal del pasado, se crea un imaginario de cambio.

Pero en realidad se trata de la consolidación de un bloque hegemónico con amplio apoyo de sectores dominantes, populares y de clase media. Es en realidad el capitalismo del siglo XXI, con supuesto “rostro humano” y articulado bajo una lógica desarrollista y neo extractivista.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

Ambigüedades en la política económica ecuatoriana

Posted on abril 26, 2013

La visita a Alemania de Rafael Correa y una amplia comitiva de ministros y empresarios estuvo orientada fundamentalmente al aspecto comercial. Parece ser que esta visita representa un cambio por parte del gobierno, que hasta ahora había mostrado reparos a firmar tratados o incluso acuerdos comerciales con Estados Unidos y Europa, argumentando por ejemplo lo negativo que había sido para México la firma del TLC entre ese país, Estados Unidos y Canadá.

En efecto, la nación mexicana fue invadida por transnacionales de todo tipo atraídas por la mano de obra barata, perdió gran parte de su soberanía alimentaria  por el ingreso indiscriminado de alimentos norteamericanos y más de 2 millones de campesinos se quedaron sin su fuente de sustento, viéndose obligados a emigrar al vecino del norte. Luego de casi 20 años del TLC, México no ha salido del subdesarrollo y la pobreza, sufre de un problema de violencia atroz y sigue más lejos del primer mundo que en 1994.

Sin embargo, el gobierno ecuatoriano está descubriendo que su modelo económico, basado en recursos petroleros e impuestos y que privilegia el consumo, si bien no está agotado, muestra cada vez más sus limitaciones. Por otro lado, gran parte de esos recursos ya están hipotecados a largo plazo a bancos y empresas chinas para pagar los préstamos con altas tasas de interés que financian la construcción de proyectos hidroeléctricos, la refinería del Pacífico, puentes y carreteras.

Por eso, ahora intenta dar un giro y  muestra el interés por la inversión extranjera europea y por un incremento del intercambio comercial con Alemania, que es el principal motor de la Unión Europea.

Desde un punto de vista capitalista, Correa ha decido ser pragmático y él personalmente, como es su estilo, se convierte en el principal patrocinador de las inversiones europeas, aunque todavía no se haya establecido ningún acuerdo oficial. De esta manera, muestra su inconsistencia con el discurso nacionalista, y en cierta forma proteccionista, que mantenía desde hace varios años.  Lo que más reparos  crea entre los inversionistas para traer sus recursos al Ecuador es la inseguridad jurídica de un país donde cada año hay modificaciones a la ley tributaria y donde el mismo presidente de la república afirmó que metería las manos en la justicia y lo viene haciendo.

En este contexto, los resultados de esta visita y sus negociaciones todavía están por verse y todavía no se puede asegurar nada sobre si se cumplen los objetivos que se planteó el gobierno.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Nuevo Papa, rompevientos contra el cambio

Posted on abril 1, 2013

Se anuncia “habemus Papa” y la multitud, en la plaza San Pedro, lanza vítores de bienvenida. Francisco I, es el nombre escogido por el argentino Bergoglio para asumir el trono máximo en la Iglesia Católica. En el mundo, circula la novedad de que es el primer papa latinoamericano en siglos y siglos de esta terrenal  institución global.

La iglesia estaría buscando el “efecto Wojtyla”: frenar la ola de cambio que anima a nuestra América. Nada raro en una institución poderosa que, desde aparentes posturas apolíticas, influye, moldea, impulsa y sostiene a los poderes terrenales y medibles en acciones de banca, de este mundo transnacional.

Los argentinos, halagados por la distinción nacida del cónclave, confirman que “Dios es argentino”. La presidenta argentina, igual, cumplió con regalarle un recipiente para mate y otros mandatarios como Correa, participaron en la entronización con alegría y orgullo latinoamericano. Nuevo papa, vieja nostalgia.

Millones de personas en el mundo, con frenesí y antigua nostalgia, esperan que el nuevo jefe de la iglesia católica inspire lo mejor de su religiosidad.  Los creyentes se engolosinan con su fe y no dejan que los asuntos terrenales de la institución apostólica, interfiera en su espiritualidad. Las finanzas, las violaciones de niños por curas pederastas o las intrigas más oscuras originadas por intereses nada divinos ni cristianos, las arreglan los cardenales, de cualquier forma.

El nuevo papa, cuando era arzobispo en Buenos Aires, guardó silencio ante las atrocidades de la dictadura argentina, ante sus crímenes, tortura, desapariciones forzadas y robo de bebés. El silencio del purpurado golpea y duele por ese silencio de convivencia entre la dictadura y la jerarquía católica argentina. Nunca apoyó la teología de la liberación, una corriente identificada con el anhelo de liberación integral de los pueblos. Todo lo contrario. Pérez Esquivel, el premio nobel de la Paz, prefiere decir que al ex obispo argentino le faltó coraje ante las violaciones sistemáticas a los derechos humanos.

¿Qué dirían los torturados y los desaparecidos, las mujeres torturadas, violadas y asesinadas, o los bebés que fueron raptados y regalados a militares?

El nuevo papa, comienza su gestión moviendo los hilos de antiguas nostalgias que llaman a la humildad, la caridad, la oración, ¿el silencio? El nombre escogido por el nuevo papa recuerda a Francisco de Asís, ejemplo de vida identificada con los pobres, la naturaleza y los animales. Sus gestos como no usar crucifijo de oro, no dejar que los fieles le besen el anillo ni se arrodillen, pagar personalmente su cuenta en el hotel, entre otros, evidencian que quiere renovar el estilo, romper protocolos. Ya ha ganado y ganará popularidad y carisma.

El nuevo papa, recuerda el estilo informal y poco protocolario de algunos líderes de países latinoamericanos, sin embargo, su pensamiento es contrario al ánimo de cambio histórico que esos mismos líderes impulsan. ¿Se inaugura un contrapoder para frenar cambios en Nuestra América? La jerarquía católica tiene en mente, entonces, frenar el “cambio de época” latinoamericanista, porque las expresiones políticas de la derecha en el continente están agotadas y arrinconadas.

El mensaje papal, gestual y verbal, motiva a los fieles católicos en la caridad con los pobres. Resurge la antigua nostalgia asistencialista que consagra la división entre ricos y pobres. Si el Vaticano tiene un Instituto de Obras Pontificias, léase banco, cargado de capitales inconmensurables, quizás provenientes de turbios negocios, no interesa. El papa nuevo podrá parecer sencillo, pero de pobre no tiene nada, es jefe de un estado poderoso, millonario, pero “caritativo”. Esta cara oculta de la iglesia católica, será defendida tras los muros, en silencio papal.

Vale recordar que no hay “pobres”, que hay “empobrecidos” por unas estructuras injustas y unas sociedades dominadas por el capital, por la ambición sin límites y por las instituciones financieras que mueven el mundo. Erradicar la producción diaria y masiva de personas empobrecidas en el mundo, hacer un mundo justo y equitativo, debería ser la aspiración prioritaria de todos y todas, incluyendo al “papa pobre”. Vieja nostalgia de una teología de  la liberación reprimida.

El tema de la equidad y la igualdad de las mujeres, con nociones, procesos y acciones positivas para avanzar a nuevos momentos de humanidad, rompiendo el molde patriarcal que consagra la iglesia católica, con el nuevo papa, seguro, quedará como nostalgia. Sin equidad de género, la violencia contra las mujeres, incluyendo la violencia sexual, no verá final. Con el nuevo papa, la igualdad y el respeto de los derechos de las personas LGBTI, serán nostalgia. Lo más retrógrado del pensamiento eclesial se hace presente, vestido con humildad y proclamando caridad.

Nuevo papa, nuevo estilo, antiguo silencio, antiguas nostalgias.  El nuevo papa se perfila como un rompe vientos contra el aire de cambio latinoamericano que cruza el continente.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, Editoriales, Libertad de expresión, Temas | Leave a Comment

Mujeres en la revolución bolivariana de Venezuela

Posted on marzo 18, 2013

Hugo Chávez gobernó Venezuela durante cerca de catorce años, hasta su reciente fallecimiento. Durante este período, Chávez lideró un importante proceso de transformaciones  socio-económicas concretadas en los que se conoce como la revolución bolivariana.

Las mujeres han sido protagonistas fundamentales de este proceso y su participación decisiva y multitudinaria. La revolución bolivariana es esencialmente igualitaria, reconociendo la igualdad de derechos para hombres y mujeres. La Constitución Bolivariana es quizás la única que reconoce que el trabajo doméstico genera valor agregado y crea riqueza y bienestar social. Su aporte a la economía se evalúa en 80% del valor del petróleo producido en Venezuela. Es así como, las amas de casa tienen derecho a la cobertura de la seguridad social. También se reconocen los derechos de las mujeres a la salud, educación y sus derechos reproductivos.

La participación de la mujer en la Venezuela actual no tiene precedentes en su historia. Cuatro de los cinco poderes públicos, el Poder Legislativo, el Poder Electoral, el Poder Moral y el Poder Judicial están dirigidos por mujeres.

Pero, más importante aún, es el papel jugado por las mujeres en las organizaciones que conforman el Poder Popular como son los consejos comunales, misiones y programas impulsados por el gobierno. Más del 70% de portavoces de los consejos comunales son mujeres y en las misiones y programas  alcanzan el 60%. El aporte femenino es fundamental, no solo cuantitativamente sino también cualitativamente, donde la mayoría de iniciativas y el trabajo vienen de las mujeres.

En los programas de vivienda desarrollados por la revolución bolivariana y en aquellos realizados con trabajo voluntario de empleados estatales y de los propios pobladores, no sólo la participación de las mujeres ha sido fundamental, sino que la primera prioridad en la asignación ha sido el importante grupo de las madres jefas de hogar.

Sin embargo, queda aún mucho por hacer. El machismo, una tara histórica de las sociedades latinoamericanas, tampoco es ajena a la sociedad venezolana. El aborto aún es ilegal en este país y las mujeres de los sectores populares son las principales víctimas de abortos de alto riesgo, que en varios casos provocan graves daños e incluso la muerte.

Por otra parte, la economía venezolana sufre de carencias y problemas serios, y sus consecuencias son padecidas igualmente por mujeres y nombres.  Recordemos que recientemente el bolívar fue devaluado drásticamente. El primer reto para la revolución bolivariana será ganar las elecciones el 14 de abril próximo para poder seguir adelante en sus transformaciones y profundizar el avance de las mujeres y sus derechos, al igual que los de  toda la población.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, DESC, Editoriales, Mujer, Participación, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Comandante Hugo Chávez: inoportuna muerte

Posted on marzo 11, 2013

La muerte siempre es inoportuna, pero hay muertes que resultan más inoportunas que otras, porque truncan vidas más oportunas que otras. Hugo Chávez, comandante y revolucionario venezolano, líder de Nuestra América, no pudo ganar la batalla contra el cáncer. El 5 de marzo de 2013, el presidente venezolano pasa a la historia y a la leyenda de los pueblos de esta parte del mundo y sus alrededores.

Hugo Chávez ha inscrito su vida, oportuna vida, en el camino de incansable liberación que llevan a cuestas los indios, los cholos, montubios, mulatos, negros, mujeres, hombres y jóvenes del continente. Vivió desde su origen en pueblo campesino, sintonizó y canalizó la corriente latinoamericanista de liberación, luego de quinientos años de la conquista y colonización europea. Su aparición en un primer levantamiento militar, en 1992, –aunque fallido- sacudió a la que era nombrada, por los místeres estadunidenses como una “ejemplar democracia” de su patio trasero. Ejemplar si, por las millonarias tasas de ganancia de empresas petroleras transnacionales y por los millones de familias venezolanas sumidas en la miseria y el abandono. En Venezuela convivían, desvergonzadamente, la opulencia y la exclusión, mientras los gringos imperialistas aplaudían.

Oportuna la vida del comandante venezolano. Luego de la campanada del “caracazo”, que dejó miles de personas asesinadas por un “democrático” gobierno, puso semilla de esperanza para las víctimas de la economía petrolera más próspera e inequitativa de todas las inequitativas democracias formales. Su presencia llegó cuando algunos difundían el fin de las ideologías y el reinado infinito del neoliberalismo. Oportuna irrupción para sembrar futuro en el continente entero. Los imperialista no perdonarán que les haya quitado la tutela en el manejo del petróleo que, desde Washington y el Pentágono, ya lo sentían parte de sus propias reservas estratégicas.

Oportuna vida la de Hugo Chávez. Animó y recreó el pensamiento del Libertador Bolívar, traduciéndolo a los tiempos actuales con la sabiduría del pueblo llanero, que es la misma sapiencia de todos los pueblos primigenios y excluidos del continente. Con voz potente, Chávez supo levantar la palabra continental para que el planeta comprenda que Nuestra América “se ha puesto de pie y ha comenzado a andar…”. A disgusto de la oligarquía y sus lacayos amantes del conservadorismo vestido de estrategia neoliberal, supo ser irreverente y “malcriado” en los formales encuentros de mandatarios que, aupados por la burocracia internacional, solo atinan a firmar compromisos frívolos de contenido para la vida de las gentes sencillas.

Oportuna vida que expuso la verdad en palabras de pueblo. Supo cantar y unirse a los coros populares para el festejo sencillo pero sentido. El pueblo reconoció la sinceridad de su hablar, de su pensar, de su hacer y su mirar, por eso lo reeligieron como mandatario a disgusto de las élites que callan lo que piensan “por delicadeza”, porque su silencio vale divisas. No tuvo pelos en la lengua para criticar a los imperialistas del norte. Hoy, ellos, los de cuello blanco y almidonada camisa, reclaman inmediatas nuevas elecciones en Venezuela, con la esperanza de volver al gobierno para cuidar sus intereses y sus capitales.

Vida oportuna. Sembró semilla de unidad latinoamericana, antiimperialista, al estilo criollo, nuestro, con los ingredientes de nuestras culturas que siempre han sido y serán incomprendidas por los que se creen dueños del mundo y de la cultura.

Oportuna vida que supo tomar decisiones de solidaridad y amistad entre los pueblos, simplemente movido por amistad y solidaridad, sin intereses mezquinos de  por medio, sin cálculos de tasas de retorno de capital como motivo. Mandatario generoso para tender la mano a los pueblos hermanos para que construyan bases de nuevas economías alejadas del capitalismo.

Oportuna la presencia de Chávez en Nuestra América, por su compromiso con la paz y la comprensión entre las naciones y entre los hermanos de cada patria chica. Oportuna vida, demasiado corta, como la de Bolívar, quien murió a los 47 años, pero fructíferas las dos a todas luces, enlazadas por un anhelo compartido que trasciende: independencia y autodeterminación.

Inoportuna muerte, más inoportuna que nunca, porque el horizonte trazado y bosquejado por Hugo Chávez, aún está lejano. Los sembríos de libertad, justicia y soberanía aún son tiernos y las peores tempestades todavía no han llegado. Inoportuna muerte que llega y se lleva una vida oportuna y comprometida. Solamente mañana se verá si hay otros líderes sembradores que acompañen los anhelos del pueblo venezolano y latinoamericano.

Por ahora, mientras tanto, duele la inoportuna muerte de Hugo Chávez Frías, cuya vida oportuna deja una herencia de esperanza y lucha que seguirá presente en su pueblo y en los de la Patria Grande. La inoportuna muerte nunca borrará la herencia de una oportuna vida.

Colectivo Pro Derechos Humanos, PRODH- Ecuador

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Participación, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Borrachera electoral

Posted on marzo 4, 2013

Rafael Correa fue reelecto presidente ecuatoriano con un 57% de votos a su favor, claro que 30 de cada 100 personas calificadas para votar no se presentaron a ejercer este derecho.  Habría que preguntarse a qué se debe ese alto porcentaje de ausentismo. Desconfianza en la democracia electorera o en sus representantes, es una hipótesis que desde luego, se suma a otras causas relacionadas con situaciones  imponderables.

Alianza País, el partido de gobierno, alcanzó alrededor de dos tercios de las bancadas legislativas, lo que garantiza para el ejecutivo no sólo una mayoría absoluta, sino un control absoluto del legislativo. Correa tendrá por los próximos cuatro años, sin lugar a dudas, la cancha totalmente a su favor.

Intentando explicaciones para el abrumador triunfo del partido de gobierno,  a más de la exitosa, costosa y prolongada campaña publicitaria,  se alude a avances en el campo de la vialidad, salud, educación y atención a la situación de pobreza.

Sin embargo, y sin desmerecer los avances en los servicios de salud, vale recordar que el mejor país es el que no necesita hospitales, es decir, aquel que logre reducir los índices de mortalidad materna y neonatal, los embarazos en adolescentes, entre otros indicadores. En este campo, el reto para los próximos cuatro años será fortalecer programas de educación y prevención, de la mano con las necesarias mejoras en atención a la salud de toda la población.

En cuanto a educación, el poner el dedo en la llaga de las universidades que no contaban con las mínimas condiciones técnicas, de infraestructura, ni calificación profesional para brindar el servicio requerido, es un punto a favor del gobierno.

Pese a ello, limitar el acceso a las universidades a un alto porcentaje de ecuatorianos que, debido a las inequidades socioeconómicas del país, no logran competir con los hijos de familias bien alimentadas, no es plausible.

Recorrer actualmente las carreteras ecuatorianas es un verdadero placer, pero los campesinos, los agricultores demandan también atención a las carreteras de segundo orden, aquellas que unen anejos y poblados en los que se desarrolla la vida de una buena parte de las personas  más excluidas.

No todo se puede hacer de un solo golpe, estamos avanzando, dice el gobierno. Los retos están a la vista, decimos todos y exigimos que no se los olvide en medio de la borrachera triunfalista, que esperamos no dure hasta el 2017.

Quienes hemos venido manteniendo una voz crítica respecto a las políticas del gobierno, quienes nos preocupamos frente a la apropiación del discurso y de las luchas históricas de las organizaciones sociales, requerimos hacer lecturas agudas que nos permitan diseñar estrategias de vigilancia y exigibilidad, que hagan contrapeso al control total de las funciones del Estado.  Y que nos permitan también enfrentar la continua criminalización de las voces disidentes, de las cuales ningún gobierno democrático debe estar exento.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

Reelección de Correa, ¿voto comprometido con el pasado?

Posted on marzo 4, 2013

La reelección de Rafael Correa, en una sola vuelta y con amplio margen sobre los demás candidatos, le convertiría en el presidente del Ecuador de más largo gobierno. Las explicaciones del resultado de la elección de febrero de 2013, dentro del terruño y en otros países con alta migración ecuatoriana, son diversas El candidato reelecto se compromete con mejorar su gobierno, dice que hará lo pendiente y que la revolución ciudadana se profundizará. El tema, en términos de derechos humanos es analizar el tipo de compromiso que entraña el voto.

Los candidatos perdedores consuetudinarios como el millonario bananero Noboa y el ex militar Gutiérrez, u otros despistados como el homofóbico pastor Zabala, explican la reelección por un supuesto fraude. Cada uno reclama ser segundero y añoran una supuesta segunda vuelta. Otros, que no esperaban tan poca votación, como Acosta y Wray, y el banquero Lasso, de forma elegante, dicen que Correa ganó porque hubo una campaña inequitativa, chequeras gigantes apoyándole y propaganda oficial, “cancha inclinada y árbitro vendido”.

La reelección de Correa, merece un análisis fuera de resentimientos electoreros. La revista Semana (Colombia), en un reportaje sobre las claves para la reelección, destaca que en los seis años de gobierno, Correa llegó a invertir desde el Estado, el trece por ciento del producto interno bruto, versus cinco por ciento de los gobiernos anteriores. Además, señala que en su gobierno se rescató la estabilidad política que Ecuador había perdido durante la década anterior; lanzó programas sociales masivos con incremento de la inversión pública social en salud, educación, atención a discapacidades e inversión en seguridad social; levantó obras de infraestructura como carreteras, puentes, autopistas, plantas hidroeléctricas, rescate del tren, financiamiento del metro en Quito, culminación del nuevo aeropuerto internacional. Durante los seis años, Correa estuvo en campaña permanente, gobernó con un micrófono en la mano y frente a las cámaras, con enlaces mediáticos semanales y una propaganda continua. Finalmente, Correa logró dividir a la oposición con una gama de candidatos que quedaron mal parados, excepto el segundo que expresa una nueva articulación de la corriente conservadora. Hasta aquí lo que dice Semana.

Al parecer, la reelección es un voto comprometido con el pasado inmediato y un premio a lo realizado por Correa. La gente no votó por las promesas, sino por las realizaciones, por cuestionables, imperfectas o erradas. Lo ejecutado fue el termómetro de la reelección y la carta de presentación del reelecto presidente. Junto con esa marca de pasado, el voto que reeligió a Correa tiene la esperanza de que la vida siga mejorando de fondo y no  solo de forma.

Para le movimiento por los derechos de las personas, vale preguntar y trabajar, desde todas las trincheras, para que el voto de la gente sea un semillero de intención y acción comprometida con el presente y el futuro, es decir, para que los derechos de las personas y los pueblos sigan siendo la medida para juzgar, controlar y pedir cuentas  al gobierno reelecto y a cualquiera que viniese luego. Este compromiso no será desde las urnas, sino desde una permanente, organizada y constante presencia y participación en todo ámbito y momento.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

Ahora, renuncia Benedicto XVI

Posted on febrero 19, 2013

El papa Benedicto XVI, cardenal Joseph Ratzinger, se convirtió en el primer pontífice en renunciar a su investidura en casi seis siglos, luego de ocho años de ejercer el pontificado. Así cierra  su carrera eclesiástica que, entre otras actividades incluyó, la dirección de la Comisión de Doctrina de la Fe, sucesora de la siniestra Santa Inquisición, durante el papado de Juan Pablo II. En el curriculum del renunciante prelado se cuenta el paso “obligado” –dice él por deber patrio- en las filas nazis durante la segunda guerra mundial. Benedicto XVI fue electo cuando ya tenía una avanzada edad por lo que era considerado  como un papa que posibilite un golpe de timón en la orientación de la iglesia católica apostólica y romana, hacia la derecha ultraconservadora. Desde el inicio de su pontificado,  abrazó posiciones muy conservadoras  y retrógradas, promovió activamente la discriminación contra las mujeres y los homosexuales; se opuso frontalmente contra el derecho de las mujeres a decidir  sobre el aborto y el uso  de  métodos anticonceptivos modernos.

Ahora, renuncia Benedicto XVI. Sus declaraciones hechas desde la razón escolástica causaron justificado rechazo entre musulmanes, protestantes, judíos  y en las propias filas de católicos y católicas que esperan y quieren la iglesia anunciada por el nuevo viento surgido en nuestra América y ahora, implacablemente acallada por la represión desde el Vaticano y por las dictaduras militares que sembraron de mártires el continente, testimonio de la nueva iglesia que, por ejemplo, Monseñor Arnulfo Romero anunciara con su vida y su muerte.

Pero la máxima razón de descrédito y vergüenza para  la iglesia católica, bajo el mandato de Benedicto XVI, fue la respuesta sin dignidad, la verdad y la justicia necesarias contra la enorme cantidad de delitos sexuales cometidos por miles de sacerdotes, clérigos y obispos, en contra de decenas de miles niños, niñas y adolescentes, en varios países.

Hace poco, en el Vaticano estalló el destape de documentos escandalosos, “reservados”, hechos públicos por el mayordomo del papa Joseph Ratzinger, Paolo Gabrielle, hecho que expresa la pugna de poder en la cúpula vaticana, entre la derecha y la ultraderecha.

Ahora, Benedicto XVI renuncia, porque no se siente más útil –o porque no es más necesario- para la misión que le encomendaron y en la que cree. Bajo su mandato, el Vaticano fortaleció con éxito la abierta represión y silenciamiento contra los prelados, misioneros, misioneras, órdenes y organizaciones católicas de todo el mundo que buscan mejorar las condiciones sociales de sus fieles, que defienden los derechos de las personas y la igualdad de género, y que se identificaron como iglesia de los pobres, iglesia popular y se inspiraron en la teología de la liberación En Ecuador, el frontal ataque a la Iglesia de Sucumbíos, llevada por la Misión Carmelita, entre otras órdenes, fue una batalla más contra la corriente liberadora.

Benedicto Ratzinger deja el camino expedito para que las corrientes más conservadoras avancen y mantengan el reinado de la romana y apostólica iglesia, para que persistan las prácticas y creencias que  satanizan el cuerpo y la libertad de las mujeres, mantienen la culpabilización y el chantaje hacia la diversidad de géneros, y coronan con silencio los escándalos de pederastia y violencia contra las mujeres.

Ahora renuncia Benedicto, dejando un ambiente propicio para el éxodo de fieles desde la religión católica hacia otras ofertas religiosas más flexibles y cercana a sus necesidades, además, coherentes con una visión de respeto y promoción a los derechos de las personas y los pueblos. Igual, hacia otras sectas fanáticas y alienantes o que son parte de lucrativos negocios disfrazados de religión o iglesia. El consenso conservador que llevó al Benedicto XVI a la silla de San Pedro llega ahora a su mejor momento, y quizás, la burocracia vaticana y el inmenso poder tras el báculo pontificio solicitaron su renuncia, simplemente como lo afirma, se siente sin las fuerzas necesarias para seguir adelante con lo que se viene:  el anclaje definitivo de la iglesia católica a los moldes, rituales y patrones tan arcaicos como escandalosamente protectores de su magnífico e ilimitado poder material y su reinado en la tierra.

Para la iglesia católica se deberían presentar grandes desafíos con la elección del nuevo papa: crear una iglesia mucho más cercana a los creyentes y a sus necesidades  espirituales y terrenales, abandonar tantas posiciones retrógradas que han ahuyentando a millones bondadosos fieles mientras las cúpulas eclesiásticas son fieles seguidoras del poder económico y político en las sociedades nacionales y transnacionales. Por lo visto en la última década, nada de esto se puede esperar como inspiración de los cardenales en el próximo cónclave. Ahora, simplemente, renuncia Benedicto XVI.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, DESC, Editoriales, Participación, Temas | Leave a Comment

Lo malo de olvidar la mala yerba

Posted on febrero 19, 2013

Los cultivos de los agricultores nunca están a salvo de la yerba mala. En la chacra de papas, de cebolla o de maíz, en las plantaciones de arroz o de plátano, siempre se cuelan las yerbas parásitas que  no sirven para alimentar, que hacen daño, además, quitan nutrientes al cultivo deseado. Si hay olvido, la yerba mala gana terreno y deja desnutrido, simple e inútil al cultivo principal.

Los agricultores, incluyendo en esta categoría a los jardineros que alegran los días con los colores y perfumes de múltiples pétalos, dedican parte de su jornada de trabajo a liberar sus cultivos de la yerba mala, para que no dañe, estorbe, impida el crecimiento y consuma lo esperado. Si alguien se declara cuidador de flores o vegetales y se olvida de sacar la yerba mala, no espere recoger con éxito los frutos. El tiempo, recursos y cuidado de una plantación tienen que ser integral si no, poco habrá que esperar al final del día, es decir, el día de la cosecha.

Cuando se compara la educación de niños y jóvenes con la siembra y la cosecha, resulta que los educadores tienen que buscar el desarrollo de conocimientos, actitudes y destrezas que permitan crecer y cultivarse de la mejor forma a los y las estudiantes. Pero también, con ánimo y dedicación docentes, ponen atención a las tendencias, usos y costumbres que tiene que ser “deconstruidos”, cambiados, deshechos,  para que la persona sea más libre y autónoma, responsable y armónica consigo, con los demás y con la naturaleza.

La gestión pública de los gobiernos, sin duda, también puede ser comparada con la abnegada labor de los campesinos y montubios, con el quehacer agricultor de los que cultivan lo que será el pan de cada día. En los ministerios, colegios, hospitales, centros de salud, escuelas, comisarías, y en todos los servicios a la ciudadanía, es indispensable poner el ojo a la yerba mala que subyace y a la menor oportunidad se muestra y roba lo que sirve para la gente. No es posible esperar una gestión sana de gobierno sin cortar la mala yerba, sin eliminarla para que no lastime las buenas intenciones o los exitosos resultados.

Los últimos seis años, o siete, se ha dado un cambio a la gestión pública desde el gobierno nacional, procesos de reforma y de innovación que, vistos de modo general y desde los objetivos que declaran, quieren ser un cultivo nutricio para los derechos ciudadanos. No es posible negar que los cambios en salud y en la inclusión económica y social, en la seguridad social y el soporte a la producción, resultan cambios esperados y positivos. Hay procesos en marcha para que el país disponga de una nueva matriz energética y otra productiva, siendo cambios necesarios.

Por parte del gobierno nacional, por ejemplo en educación, hay que diferenciar los cambios positivos  e indispensables realizados en educación superior, de las incertidumbres, incoherencias y vacíos en la gestión de la educación básica y bachillerato, aunque, éstos últimos, se oculten tras las modernas unidades educativas del milenio. Mientras la educación superior avanza, la escuela y el colegio aún pertenecen al siglo pasado.

El gobierno actual (y al parecer también siguiente) tiene que eliminar la mala yerba, de lo contrario, las buenas intenciones pueden ser una frustración más. Es preocupante que se permita crecer y florecer la yerba mala: trafasías, coimas y desvío de de fondos públicos para provecho personal, en una palabra, corrupción. Es malo olvidar la mala yerba, o peor, hacerse ciegos o sordos ante la plaga que, todo el tiempo, amenaza las buenas intenciones y las promesas electorales. La política del laberinto institucional para asegurar transparencia y control, la falta de fiscalización sobria, pueden ser solamente mecanismos de oficializar el olvido y, olvidar la mala yerba, es muy malo para los derechos de la gente.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

Página siguiente »

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.