Reserva moral

Posted on abril 17, 2014

Parece oportuno en este día reproducir la sentida nota que ha escrito una mujer ofendida que reclama públicamente a su cónyuge por una infidelidad poco frecuente, pues se siente moralmente traicionada:

Te he dicho no y no y mil veces no.  Ese pequeño espacio que tú ahora llamas con cierto desprecio “chacra” está cargado de historia, de luz, de memoria, es en fin una reserva moral que estuviste siempre de acuerdo en respetar por el bien de nuestros hijos.  Está construida con el esfuerzo de mis abuelos y después de mis padres, pero sobre todo con el trabajo silencioso, constante de la mano de la naturaleza.

Fuimos una vez de novios, y recuerdo como si fuera hoy, que me dijiste que este empeño por cuidar la naturaleza constituía el más bonito atributo de mi familia. Me resulta difícil oír lo que oigo cuando esa joya se transforma en tu boca en un adefesio, en un recodo de pajaritos multicolores que no requiere ser protegido, que hoy por necesidad debería transformarse en metálico para darle un uso indefinido.  Yo que siempre fui objetiva en materia del destino de los míos y veo el futuro con demasiada aprehensión, veo un desierto, un campo sembrado de un explosivo que llaman pentolita y el beneficio supuesto convertido en plata de bolsillo.

El paisaje repetido del que fui muchas veces testigo. Y vuelvo a recordarte que fuiste tú quien habló, con los ojos anegados de emoción, de una reserva moral que era en verdad una mínima choza con hamacas en el filo de un pedazo de tierra en el corazón de la selva. Un lugar en fin donde morir un día con los ojos repletos de luz, los pulmones inflados de pureza y los oídos engolosinados del cantar de esos pajaritos que hoy desprecias.

Te vuelvo a decir no, no te autorizo, así fuera que esta decisión significara el fin de nuestro matrimonio.  Y para que no me vuelvas con el cuento del capricho te reitero la importancia de conservar  nuestra reserva moral, sin que le cruce ninguna servidumbre ni que se instalen plataformas como ícono de la codicia, ni que se arranque un árbol de ese pequeño espacio de paraíso porque es demasiado frágil. No quiero vivir para llenarme de razón si debo constatar mi finca convertida en campo agreste en que se extraña el verde, lo que es tan grave como si te  vaciaran el pecho.

Si aún tus convicciones viejas se sostienen y hallas la cordura para concordar conmigo y con mis hijos en preservar la naturaleza serás bien recibido; al contrario te quedan bien pocos caminos para pasar por encima de nuestra firme voluntad.

 TU FAMILIA

Filed Under Ambiente, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Salud, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Conflicto entre los Waorani

Posted on abril 16, 2013

por: Ileana Almeida

Los waorani son el más fascinante de los pueblos indígenas que habitan en el Ecuador. Su aislamiento secular les ha permitido conservar rasgos lingüísticos y culturales que otras comunidades amazónicas, en contacto con los mestizos, han ido perdiendo. Son excelentes cazadores y conocen la agricultura. Su dios, Huen Gongui, creó al hombre a partir del maíz, en forma análoga a lo que hicieron las divinidades de Mesoamérica. Manejan el algodón y lo emplean en la confección de redes y hamacas. En lo alto de los árboles mantienen al águila arpía, héroe cultural que todo lo ve como guardiana que es del cielo. Su lengua es extraordinaria por la cantidad de  variantes de sus sonidos vocálicos y consonánticos, lo que la vuelve armoniosa y melódica. Antes de que llegaran los misioneros, caucheros, madereros y petroleros, los waorani vivían en libertad, la amistad y la fidelidad al grupo eran sus valores más altos, no estaban restringidos por autoridades ajenas  y su horizonte era muy ancho.

Las relaciones que han mantenido con la gente extraña a su cultura han acabado en resultados desastrosos. En un tiempo, eran un grupo relativamente numeroso, pero los taromenane que conformaban parte de él, a partir de continuas y amargas experiencias y a sabiendas de que todo acercamiento al mundo “civilizado” ha implicado altos y dramáticos costos para ellos, decidieron adentrarse en la selva y mantenerse aislados. En un video-documental se muestra que algunas mujeres, jefes de sus clanes (dado que aún se conserva el régimen matrilineal) permitieron la explotación de maderas finas a cambio de Coca-Cola, bebida a la que se volvieron adictos en la comunidad. También se puede ver como una compañía extrajera cedió una camioneta usada y sin llave, a cambio de que se le permitiera explorar su territorio. El vehículo quedó estacionado para siempre y solo sirve para que, por turno, los waorani descansen y conversen en el interior de la cabina.

Todavía se piensa que los indígenas que optan por el aislamiento  pueden adaptarse a nuestra cultura si se les explica algunas ideas sobre el progreso y el mejoramiento económico,  pero no es eso precisamente lo que ocurre. El Estado, desde luego, no está interesado en los waorani, sino en el petróleo que hay en sus territorios. Un ministro del actual gobierno sostuvo que, desde el aire, se ven a unos pocos trashumantes en esas selvas y que, por lo tanto, no se presentarían mayores problemas para la explotación petrolífera.

Nada bueno se logrará si se quiere arreglar la situación que viven actualmente los waorani con nuestras “civilizadas” leyes. En la Constitución consta que el Estado ecuatoriano es plurinacional,  pero en los hechos este es un precepto que no se aplica. Los waorani  siempre han vivido de acuerdo a sus normas y costumbres, y son ellos quienes deberían resolver sus conflictos. ¿No será que la Ronda sur-oriental de campos petroleros, que está en curso, tiene que ver con los conflictos  entre waorani? 

Filed Under Ambiente, Comunicados, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Participación, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Sarayacu: una victoria ganada a pulso

Posted on agosto 3, 2012

El 24 de julio pasado, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) impuso al Estado ecuatoriano 7 medidas de restitución, y estableció con claridad los criterios y las formas de la consulta previa, libre e informada que se deberán emplear en la ejecución de cualquier proyecto en el territorio del pueblo Kichwa de Sarayaku.

La sentencia señala que se atentó contra los derechos a la vida, la circulación y residencia, la integridad personal, la protección y garantías judiciales y la propiedad de los indígenas de Sarayaku.  Esta sentencia constituye una victoria para la comunidad indígena de la provincia de Pastaza, integrada por  1200 habitantes, que han llevado adelante el litigio ante la CIDH durante casi una década.

En 1992, el Estado ecuatoriano adjudicó, a través del desaparecido IERAC, 264.625 hectáreas a las comunidades del Bobonaza, entre las que se cuenta el pueblo Kichwa de Sarayaku,   territorios ancestralmente habitados por este pueblo. Sin embargo, al cabo de un año, el Estado otorgó el permiso a la empresa petrolera argentina CGC para realizar actividades de exploración y explotación petrolera en el territorio de Sarayaku, sin haber consultado a la comunidad ni haber solicitado su consentimiento.

Durante su permanencia, la empresa CGC realizó tareas de exploración que incluyeron el uso de explosivos de alto poder, poniendo en riesgo a la población, limitando su derecho a la circulación y afectando gravemente el acceso a los medios de subsistencia de sus habitantes, es decir la caza, la pesca y la agricultura.

Ante esta situación, el pueblo de Sarayaku presentó una demanda ante la CIDH contra el Estado ecuatoriano.  Los gobiernos de turno defendieron en todo momento las actividades de la empresa CGC y, por medio de militares que se asentaron en este territorio, amedrentaron, hostigaron y agredieron continuamente a los indígenas de Sarayaku. Hace un par de años, el gobierno de Rafael Correa decidió dar por terminadas las actividades de la empresa CGC en la zona y su consecuente salida.

El presidente de Sarayaku, José Gualinga  indicó que esta sentencia marca un precedente histórico en la vida de los pueblos y nacionalidades constantemente amenazados por políticas extractivistas a nombre del desarrollo, y que nada tienen que ver con la cosmovisión indígena de defensa de la selva y de la Pachamama. Es la victoria de un modo de vida no capitalista enfrentado a la lógica del crecimiento económico y al concepto capitalista de desarrollo.

Esta sentencia adquiere aún mayor significación en momentos en que el gobierno de Correa decidió dar luz verde a la minería a gran escala en el suroriente del país dentro de otros territorios indígenas, sin que tampoco se haya consultado ni pedido consentimiento a sus habitantes.

Filed Under Ambiente, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Participación, Salud, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Río+20 y la contradicción entre economía y ecología

Posted on julio 12, 2012

Recientemente se realizó la cumbre Río+20 sobre desarrollo y medio ambiente. Esta cumbre organizada por el programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) iba a ser histórica ya que pretendía conseguir una nueva alianza al servicio de un objetivo doble: la lucha contra la pobreza y la protección del medio ambiente.

Lamentablemente, y al igual que otras conferencias de la ONU sobre este tema fue un fracaso y no alcanzó su ideal debido a la incapacidad de la comunidad internacional de conciliar desarrollo y preservación del ecosistema. El obstáculo es también el mismo: la defensa de los intereses económicos frente a la protección del medio ambiente.

Veinte años después de la primera cumbre de Río, los países del mundo no han logrado superar la contradicción entre economía y ecología. En la actualidad, lograr un desarrollo sustentable y armónico con la naturaleza sigue siendo una quimera para la humanidad.

Las posiciones más opuestas a lograr un acuerdo han sido las de EE.UU. y Canadá, y en menor medida de los países de la Unión Europea, más aún en una situación de crisis económica global. También se observa el incumplimiento flagrante de los países ricos de sus compromisos: En la cumbre de Copenhague del 2009, estos países acordaron financiar 100 mil millones de dólares anuales hasta el 2020 para el desarrollo sostenible del planeta, sin que haya habido hasta ahora ni un sólo desembolso.

El incumplimiento de muchos países ricos no sólo es en lo económico. Tampoco cumplen sus compromisos de reducir las emisiones de CO2. En EE.UU., las emisiones de este gas aumentaron en un 10.5% desde 1990 hasta 2009 a pesar de su compromiso de reducir tales emisiones en un 17% hasta el 2020.   El protocolo de Kioto sobre este tema está siendo desmantelado gradualmente. Canadá se convirtió en el primer estado en retirarse oficialmente de este protocolo en Diciembre de 2011, luego de que, en lugar de reducir sus emisiones de CO2 como se había comprometido, las incrementó en un 6% desde 1990.

Por otra parte, los países en desarrollo también han incrementado sus emisiones, en especial la China, donde no disminuye el enorme consumo de carbón. El consumo de combustibles fósiles en el mundo sigue en aumento, especialmente de gas, algo menos contaminante que los derivados del petróleo pero contaminante al fin.

No hay una voluntad política, principalmente por parte de los países desarrollados, de comprometerse con un desarrollo no predador de la  naturaleza y sus recursos porque lo que se prioriza son siempre las ganancias. Las principales víctimas serán las futuras generaciones que hallarán un mundo peligrosamente más contaminado, más deforestado, con menos fuentes de agua en una realidad en que no serán los  7.000 millones de habitantes  del planeta de ahora, sino bastantes más. A ellos, a nuestros hijos, nietos y bisnietos, es a quienes se les pone en riesgo su derecho a la vida, a la salud y  a un medio ambiente saludable, a una economía sustentable.

Filed Under Ambiente, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, Derechos sexuales y reproductivos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

III Asamblea Mundial de la Salud de los Pueblos

Posted on julio 12, 2012

Equipo Comunicándonos
Opción

Trabajar por la salud del mundo rompiendo el paradigma del capitalismo

Ciudad del Cabo.- El 11 de julio de 2-12 se dio el cierre de la III Asamblea para la Salud de los Pueblos en Sudáfrica con dos actos importantes. Por un lado la revisión del documento-borrador del “Llamamiento a la Acción de Ciudad del Cabo”; y la Gran Marcha con los activistas asistentes para la entrega del documento en el Parlamento de esta ciudad sudafricana.

Llamamiento a la Acción de Ciudad del Cabo
Nos hemos reunido en la Ciudad del Cabo 800 representantes de 90 países para fortalecer y profundizar nuestra solidaridad, expresando nuestra indignación por las crisis mundiales de la salud, cuyo origen se encuentra en varias desigualdades estructurales y socio-políticas; desarrollando principios para un orden económico, político social, alternativo; y renovando nuestro compromiso de trabajar por un mundo mejor.
Reafirmamos la Declaración de la Salud de los Pueblos,  y la Declaración de Cuenca que son documentos importantes para el llamado a la acción, que guiará el trabajo para el proceso de consolidación de la IV Asamblea de la Salud de los Pueblos.

Además el documento analiza la crisis de la salud mundial con las crecientes desigualdades en la salud, la crisis del capitalismo, la crisis política, la crisis financiera, la crisis ecológica; y propone una visión alternativa al sistema desde una nueva economía que valore a las personas por igual, desde un nuevo sistema de gobernanza mundial, y de gobernabilidad nacional. Por otro lado señala que los sistemas de salud deben de ser universales, integrados e integrales, basados en la Atención Primaria en Salud con acceso a todas las personas, acogiendo los conocimientos culturales alternativos en salud, también señala la recepción de las necesidades de las poblaciones.

En la sección del documento ¿Qué debemos hacer? Se señala la activación del Poder Para el Pueblo, como forma de desarrollo del movimiento; además de la creación y comunicación de visiones alternativas mediante análisis, investigación, monitoreo y vigilancia desde la justicia social para desembocar en la organización y planificación para lograr cambios.

Marcha por la Salud
Se dio en las calles de Ciudad del Cabo, para más tarde asistir al Parlamento de la urbe, en donde David Sanders, y varios representantes de diversos lugares de América, Europa, África, Asia, y Australia entregaron a una representante parlamentaria, el documento-borrador del “Llamamiento a la Acción de Ciudad del Cabo”.

La marcha mostró la diversidad mundial mediante varias lenguas, vestuarios, y consignas portadas en carteles y cánticos alusivos a la crisis civilizatoria mundial y sus consecuencias nefastas.

Así termina este magno acontecimiento mundial, en donde la tónica ha sido: estrechar lazos mediante la solidaridad, y la búsqueda de nuevas alternativas al sistema capitalista sucedidos en análisis, plenarias, talleres y estudios de caso alrededor del mundo que muestran la precariedad, pero también la esperanza por una mejor salud.

¡Amandla,  Ciudad del Cabo! Gracias a todos y a todas por acogernos. La Lucha por la Salud de los Pueblos continúa. Comienza ya el proceso para el desarrollo de la IV Asamblea Mundial de la Salud de los Pueblos.

Filed Under Ambiente, Comunicados, Derechos de los pueblos, Participación, Salud, Temas | Leave a Comment

El drama de la migración forzada y los efectos en la salud

Posted on febrero 3, 2012

Ecuador es el país que cuenta con mayor población refugiada en América Latina. 53.947 personas son reconocidas como refugiadas, de las cuales el 98,5% son colombianas. 50 mil de ellas no cuentan con el estatus de refugiadas, pero son personas con necesidades de protección internacional. 50 mil han pedido refugio y aun no lo reciben, pero hay decenas o centenas de miles más que ni lo han solicitado.

De enero a noviembre de 2011 se ha reconocido el estatus de refugiadas a 2.470 personas, de las cuales, 2.451 son colombianas. El 46% de la población refugiada en Ecuador son mujeres y hay un alto número de menores de edad, personas solas y mujeres solas con niños. Una de cada tres mujeres refugiadas son jefas de hogar y deben afrontar solas la sobrevivencia suya, de sus hijos y demás familiares. El 35% de refugiados colombianos se encuentran en las 5 provincias de la frontera norte, otro 35%  en Quito y la provincia de Pichincha, y el 30% restante en el resto del país.

EL ESTUDIO

Para comprender los procesos migratorios y las situaciones de vulnerabilidad que atraviesa la población colombiana que busca refugio en Quito, se realizó el estudio SALUD Y CONDICIONES DE VIDA DE LOS COLOMBIANOS REFUGIADOS EN QUITO,  desarrollado en colaboración entre equipos de investigadores de la Universidad de Nueva York y de la Fundación Salud Ambiente y Desarrollo (FUNSAD) y el Servicio Jesuita a Refugiados y Migrantes (SJRM) del Ecuador.

Basado en este estudio, el Colectivo Pro Derechos Humanos (PRODH) desarrolló materiales de comunicación como cuñas radiales, video clip y un plegable informativo que ofrecen una ofrecen una mirada de las muchas que existen sobre esta realidad.  Así se conoce sobre las condiciones de riesgo para la salud en que viven: inseguridad alimentaria y mal nutrición, nuevas enfermedades crónicas y agudas o exacerbación de las mismas, abuso de alcohol y otras substancias, y enfermedades de transmisión sexual, incluyendo al VIH.

Mucha de la población refugiada vive hacinada en construcciones precarias, debido a la discriminación y por la falta de dinero para acceder a hospedaje adecuado. Las redes de apoyo y las organizaciones comunitarias les ofrecen un abanico de posibilidades de atención a sus necesidades cotidianas, así como apoyo emocional y psicológico.

Filed Under Ambiente, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Migrantes, Salud, Temas | Leave a Comment

Chevrón – Texaco: una sentencia que alienta

Posted on enero 20, 2012

Hace algunos días, un juzgado de la provincia de Sucumbíos ratificó la sentencia condenatoria en contra de la gigante transnacional petrolera Chevron-Texaco. Esta sentencia obliga a la petrolera a pagar 8.500 millones de dólares por los daños ocasionados en la Amazonía ecuatoriana durante veinte y seis años de explotación petrolera.

Esta sentencia llega luego de un proceso de cerca de 18 años, en el cual el Frente de Defensa de la Amazonia -formado por habitantes afectados por la contaminación y abogados de la zona- llevan a cabo una lucha valiente e inclaudicable, en condiciones por demás difíciles y debiendo enfrentar a  bufetes completos de abogados experimentados al  servicio de la transnacional norteamericana.

A pesar de la enorme diferencia de recursos entre las partes, las evidencias de la espantosa contaminación en un área de aproximada de 5.000 kilómetros cuadrados, en Sucumbíos y Orellana, son pruebas irrefutables. Alrededor de 30.000 afectados, 2.000 personas muertas como consecuencia de la contaminación, miles de enfermos, ríos y esteros contaminados, bosques arrasados, destrucción del equilibrio ecológico, cultivos anulados, habitantes empujados a migrar, indígenas obligados a abandonar  su forma tradicional de vida, son algunas de estas pruebas.

El Frente de Defensa de la Amazonía se propone luchar por la vida y otros derechos como la salud, el trabajo, la autodeterminación, la alimentación, el ambiente sano  para los habitantes de las zonas afectadas: indígenas, kichwas, sionas, secoyas, cofanes y huaoranis, así como colonos emigrados de diferentes rincones del Ecuador.

Los  derechos de estas 30 mil personas fueron violados de forma deshonesta  durante largos años por la explotación irresponsable de Chevron-Texaco, que provocó la peor catástrofe ecológica producida por una transnacional en América Latina, y una de las más graves a nivel mundial.

A pesar de contar con los medios necesarios para evitar la enorme contaminación producida y sus letales consecuencias, la transnacional optó por echar las aguas tóxicas en ríos y esteros. El petróleo en cambio lo depositó en piscinas abiertas y en el campo. Se estima que de esta forma, Chevron-Texaco se ahorró unos 8.000 millones de dólares y así, incrementó considerablemente sus ganancias. Esto evidencia el desprecio de la empresa y de sus directivos por los habitantes, por la naturaleza y por el país que los acogió.

Es lamentable el papel jugado por el Estado ecuatoriano a lo largo de varios gobiernos, incluido el actual. Se lavan las manos y miran para otro lado,  como si las personas afectadas por esta catástrofe ecológica no fuesen ciudadanos ecuatorianos, ríos ecuatorianos y territorio ecuatoriano. Incluso, el ex presidente  Sixto Durán-Ballén, en actitud de lacayo y traidor a su pueblo, tomó partido por la trasnacional durante su mandato.

En contraste con ello, esta lucha ha contado con el apoyo desinteresado y valiente de unos cuantos abogados norteamericanos que plantearon por primera vez el juicio contra la empresa en Estados Unido, y también de los movimientos sociales ecuatorianos, firmemente comprometidos con la causa.

Chevron-Texaco está utilizando todo su poder, influencias y artimañas para no pagar los 8.500 millones de dólares y por lo tanto, la lucha del Frente de Defensa de la Amazonía va para largo. No pararán hasta que el gigante trasnacional pague hasta el último centavo que le impone la sentencia.

Filed Under Ambiente, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Salud, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Las mujeres decimos NO a la minería!

Posted on enero 13, 2012

Nosotras, mujeres indígenas, manglareras, campesinas, pescadoras, montubias, afroecuatorianas, mestizas, cholas,  del campo y la ciudad, mujeres profesionales, amas de casa, lesbianas, jóvenes, jubiladas, adultas mayores, discapacitadas, unidas en la diversidad en la Asamblea de Mujeres Populares y Diversas del Ecuador – AMPDE  expresamos nuestra voz de rechazo a la entrada de la empresa minera CODELCO al territorio de Intag – Imbabura, y a cualquier propuesta minera en el país. Nos reconocemos en la lucha histórica tanto de las organizaciones de Intag en contra de la minería y del extractivismo de recursos naturales, como en sus apuestas por la construcción del Buen Vivir.

Consideramos que el gobierno local y el gobierno central deben seguir los  postulados constitucionales que colocan al Buen Vivir como eje de desarrollo.  Las propuestas  extractivistas lejos de traer bonanza para todos y todas, serán causa de conflictos, tensiones, violencia y división social, perpetuando la pobreza y la desigualdad en las poblaciones locales.

Es urgente caminar hacia un nuevo modelo de desarrollo post-extrativista, basado en  el cumplimiento de los derechos de la naturaleza y soberanía sobre nuestros recursos naturales. Finalmente rechazamos todos los actos de criminalización de la protesta que se vienen dando contra las organizaciones sociales.

Convocamos a la rueda de prensa el día sábado 14 de enero de 2012 en la ciudad de Cotacachi, a las 14h00 en el local del Jambi Mascari (Av. 10 de agosto al lado del Terminal Terrestre) misma que contará con la presencia de mujeres dirigentes de varias regiones del país, de Intag y Cotacachi .

Agradecemos de antemano su  participación en la cobertura de este evento.  Consideramos fundamental que los medios de comunicación se involucren en los debates en torno al modelo de desarrollo.

Atentamente,

Colectiva nacional AMPDE

Filed Under Ambiente, Comunicados, convocatorias, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Libertad de expresión, Mujer, Participación, Salud, Soberanía, Temas | Leave a Comment

La criminalización a defensores de derechos humanos y de la naturaleza, ¿un mecanismo de control social?

Posted on diciembre 5, 2011

El 10 de diciembre en que conmemoramos el 63 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, las naciones del mundo firmaron dicho documento comprometiéndose a respetar y hacer respetar los derechos de toda persona. A partir de entonces se ha establecido tratados, convenciones y otros instrumentos internacionales que obligan a los Estados a proteger y garantizar derechos fundamentales. Lamentablemente dista mucho el cumplimiento de dichas obligaciones.

Los derechos humanos son producto de las luchas sociales a través de la historia. Sin embargo, vemos con honda preocupación que en Ecuador dirigentes y comunidades que reclaman sus derechos y los derechos de la naturaleza están siendo perseguidos mediante el uso de la justicia. En la actualidad, 180 personas, especialmente campesinas e indígenas, están siendo investigadas por varios supuestos delitos comunes  y/o  por delitos contra el Estado. Muchas de estas personas han sido investigadas y/o procesadas por terrorismo y sabotaje a partir de moviliaciones nacionales ante determinados proyectos y decisiones inconsultas del Estado, entre ellos, el proyecto oficial de Ley de Aguas y la expedidión de la actual Ley de Minería. El número de personas criminalizadas que defienden los derechos de las comunidades, evidencia que la criminalización está siendo utilizada como un mecanismo de control social por parte del Estado y de grupos de poder económico.

En este contexto, organizaciones sociales y de derechos humanos nos hemos convocado para evidenciar esta problemática social, y bajo el lema EXIGIR, RESISTIR, VIVIR, pretendemos, el día 10 de diciembre, a partir de las 10h00 en la Plaza del Teatro,dar a conocer a la ciudadanía, la situación que enfrentan estos defensores de derechos humanos y de la Naturaleza. Es preciso tomar conciencia de la importancia de exigir y defender sus derechos, así como escuchar sus propios testimonios.

Hna. Elsie Monge
Coordinación del evento

Comisión Ecuménica de Derechos Humanos – Defensoría del Pueblo del Ecuador – Centro de Derechos Económicos y Sociales – Fundación Regional de Derechos Humanos – Servicio Paz y Justicia del Ecuador – Asamblea Permanente de Derechos Humanos – Colectivo Pro Derechos Humanos, ProDH – Acción Ecológica – Kolektivo Rayuela – Churo

Filed Under Ambiente, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

Protesta social en la mira

Posted on noviembre 10, 2011

El actual régimen ha demostrado preocupación por el área social, realizando
muy importantes inversiones en salud y educación. En cambio, la protesta
social ha sido no solo condenada, sino francamente criminalizada. Al
menos 200 dirigentes sociales e indígenas enfrentan juicios por sabotajes y
terrorismo. La zona de Kimsacocha en Azuay ha sido militarizada, al igual que
la de Río Bravo, cerca de Chone, en Manabí. Dentro de este contexto, hace
poco fue detenido en Ibarra, de manera arbitraria e injusta Marco Guatemal,
presidente de la FICI, organización de Imbabura adscrita a la CONAIE. Esta
acción tomó el gobierno aduciendo que el dirigente indígena lideró el cierre de
vías en una protesta contra el Proyecto de ley de Aguas.

El cierre de vías no es nada nuevo en nuestro país. Se ha usado como medio
de protesta desde hace largos años y contra distintos gobiernos. Sin embargo,
anteriormente, los protagonistas no siempre eran detenidos y en el peor de los
casos, su detención no pasaba de unos pocos días. Ahora el gobierno utiliza
el Código Penal, un código obsoleto y represivo, contrario al espíritu mismo de
la Constitución de Montecristi para perseguir a los protagonistas de la protesta
social.

Estas prácticas dirigidas contra dirigentes sociales e indígenas atentan contra
los derechos humanos, contra los derechos de las comunidades, pueblos y
nacionalidades, contra el derecho a la protesta y a la rebelión. Todos estos
derechos constan en la Constitución de Montecristi.

El gobierno está obstinado en llevar adelante sus proyectos de minería,
petróleo y de infraestructura sin escuchar a los actores sociales que se verían
afectados por los mismos. Tampoco demuestra argumentos suficientemente
sólidos de tipo social, económico o técnico, ante los cuestionamientos de las
poblaciones afectadas.

Estos proyectos generarán ingresos al Estado, aunque más a las empresas
que usufructen de ellos. El propio Presidente ha afirmado que el gobierno
necesita de esos recursos para pagar los sueldos a policías, militares,
maestros y médicos. Pero el desarrollo no se puede realizar pasando por sobre
los sectores populares, incluso cuando se trata de cientos o de pocos miles de
personas afectadas por un proyecto. Es indispensable el diálogo, los acuerdos
consensuados, ponerse en los zapatos del otro, dejar de lado posiciones
intransigentes, el va porque va. Eso es lo democrático, eso es escuchar la voz
del pueblo.

Filed Under Ambiente, Comunicación, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

Página siguiente »

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.