Dolor, secuestro y esperanza

Posted on enero 24, 2007

La muerte duele siempre aunque se intente negarlo. La muerte de Guadalupe Larriva, mujer y militante de la causa socialista, duele irrevocablemente. Dolor porque Guadalupe es parte de los nuevos tiempos que espera la población oprimida de la patria. Dolor porque la vida de Guadalupe fue un testimonio cotidiano de lucha por la justicia y la solidaridad.

Dolor profundo porque Guadalupe ha partido antes de hora. Como escribió el poeta Miguel Hernández “temprano levantó la muerte el vuelo, temprano madrugó la madrugada, temprano estás rodando por el suelo”.  La tarea está apenas esbozada y hay que seguir adelante mirando a todo lado con los ojos abiertos, día y noche.

Dolor porque la muerte de Guadalupe trunca su presencia en las luchas pendientes y su puesto quedará vacío.

Dolor porque la muerte de Guadalupe ocurre cuando el secuestro de las funciones del Estado es evidencia irrefutable y hay que buscar nuevas formas de lucha.

El secuestro de las leyes y de las instituciones por parte de los caciques de los partidos políticos y los grupos de poder se ha mostrado de cuerpo entero. Deciden por el pueblo los mismos de siempre, sin vergüenza alguna, sin pudor ni  timidez.

Gente de la calaña de los Febres Cordero, BUCARAM, Gutiérrez, Noboa y todos sus secuaces, tienen secuestrado el congreso y el tribunal electoral, la fiscalía y el tribunal constitucional, las cortes y la contraloría. Nada se escapa del secuestro descarado.

Secuestro de instituciones y decisiones. Lucio decide y maniobra, expulsa y sonríe. Lucio traiciona y sonríe. Lucio dice que sí pero pone la puñalada artera y sonríe. 

Secuestro evidente que toda la ciudadanía honesta distingue y repudia. Secuestro que no puede ser infinito. Secuestro que ofende, secuestro que despierta rabia en el pueblo que no se deja comprar por camisetas ni lágrimas de cocodrilo.

El dolor por la ausencia de Guadalupe, en este preciso momento, es un motivo para luchar con más decisión y ahínco contra el secuestro de las posibilidades de una real democracia.

El sueño de una patria nueva, por el que luchó Guadalupe, está pendiente y su ejemplo es esperanza en la lucha.

Hoy cabe recoger lo mejor del legado de Guadalupe para agitar la esperanza.

La existencia de mujeres como Guadalupe es la mejor certeza de que el pueblo organizado sabrá luchar contra el secuestro y abrir cauces de esperanza para una sociedad democrática.

Entre el dolor y el secuestro, Guadalupe Larriva es testimonio vivo de esperanza popular.

Filed Under Uncategorized | Leave a Comment

¿Gobierno para todos y todas?

Posted on enero 17, 2007


La posesión de Rafael Correa y la instalación de su gobierno, con varios actos con alto contenido simbólico, entreabren la puerta de la esperanza para los excluidos y excluidas de la sociedad, para la dignidad popular y la soberanía nacional. Un equipo de trabajo equitativo, con personas que tienen antecedentes de compromiso social desde diferentes sectores, confirma esta apertura a tiempos nuevos. Sus primeros pasos presagian la intención de emprender un proceso de construcción de un Ecuador democrático, latinoamericanista y  solidario.

De inmediato, desde ciertas madrigueras partidistas, salen voces que piden “un gobierno para todos y todas”. Alicaídos socialcristianos y demócrata cristianos se escandalizan porque “¡se viene el socialismo y el gobierno se enfila hacia la imposición de una dictadura!”. Gutierristas con sueños de perro y avispados bucaramistas se preparan para tomarse la asamblea constituyente.

Ciertos analistas que se pretenden “neutrales” se declaran preocupados porque el nuevo gobierno no se enfila como un gobierno “para todos y todas”. Dicen que de ello depende su supervivencia como gobierno y que “no hace falta cambiar todo porque sí hay asuntos que van bien, que hay que mejorar pero no cambiar”. Piden que el presidente se olvide de “la política de tarima, porque ya no es candidato, y se comporte como presidente”.

En el Ecuador nuestro de cada día ¿es posible ser “gobierno para todos y todas”?

Más de la mitad de la población ecuatoriana se debate en la pobreza pero los banqueros y financieras obtienen millonarias ganancias récord. En muchas familias falta el pan pero un puñado de familias vive en la opulencia. En las barriadas se acumulan sueños frustrados en millones de familias que carecen de seguridad en el empleo, la salud, la vivienda y el bienestar. Una minoría de familias gozan de fortunas amasadas gracias a la explotación del trabajo de otros, de la usura legal, del contrabando y de la explotación al consumidor. 

Mientras el salario de un médico rural no llega a 500 dólares, el mismo trabajador del banco central o de la superintendencia de bancos, gana tanto como 8 profesionales de salud rural. Un profesor público recibe un salario decenas de veces menor a las de un diputado inútil.

El neoliberalismo errático de las últimas décadas cultivó –de la mano de los partidos tradicionales y sus caciques- una brecha de escandalosa desigualdad y profunda inequidad. No es posible negar el abismo social y económico que separa a la población ecuatoriana.

Construir la democracia es gobernar para romper la injusticia y la inequidad, consagradas por un sistema político pensado -y funcionando- para mantener y agrandar las brechas sociales. O se gobierna para el pueblo excluido o se alcahuetea la opresión de los monopolios.

Un gobierno democrático trabaja por los derechos de los excluidos y excluidas. No es posible la neutralidad. Se gobierna para los banqueros o para la gente. No es posible dejar al arbitrio de la empresa privada los derechos de la población porque eso equivale a mantener y fomentar las abismales desigualdades.

En una sociedad quebrada como la nuestra, pedir un “gobierno para todos y todas”, es una ilusión y una declaración vacía de contenido.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Primer resbalón de Rafael Correa

Posted on enero 10, 2007


 “Resbalón no es caída”, es el dicho popular. Pero resbalón es resbalón.

El presidente electo de Ecuador y el de Colombia se encontraron. En treinta minutos llegaron, aparentemente, a un acuerdo sobre las fumigaciones de glifosato en la frontera. El mandatario ecuatoriano, luego del encuentro declaró que se formaría una comisión tripartita ¡con la OEA de intermediaria! para “estudiar los efectos del glifosato”. También conversaron, ¿acordaron? que las fumigaciones seguirían adelante “previo aviso” para que técnicos de Ecuador “vayan a ver que el glifosato no pase a nuestro territorio”.

Resbalón lamentable del casi posesionado presidente ecuatoriano.

Resbalón porque Correa dejó de lado la posición firme del gobierno ecuatoriano saliente, respecto al inmediato cese de las fumigaciones colombianas al filo de nuestra frontera. Porque afectan la vida de la tierra, los cultivos y las personas. ¿Tan fácil se olvidó el casi presidente que el “bombardeo con glifosato” – él mismo acuñó la frase-  AFECTA A LA VIDA DE LAS PERSONAS EN EL LADO ECUATORIANO?

Resbalón porque conversó y abrió puertas a un acuerdo rompiendo su misma palabra: no conversar mientras Colombia mantenga las avionetas aspergeando químicos.  Por si no estaba enterado, COLOMBIA SIGUE FUMIGANDO.

Resbalón indiscutible. No se rife la esperanza de quienes confiaron en usted, señor Correa.

Resbalón diplomático porque mueve el piso a la Cancillería ecuatoriana que, la víspera, presentó un reclamo oficial ante la OEA. Conversar, señor Correa, no significa claudicar. Usted –tristemente- nos hace pensar que no diferenció estos dos verbos en su encuentro con Uribe.

Resbalón de mal presagio. Porque estamos cansados de la democracia representativa, es decir, que alguien tome decisiones por toda la gente sin participación de la gente. Resbalón porque usted ofreció democracia participativa y PARTICIPACIÓN ES PRESENCIA DE LA GENTE EN LAS DECISIONES. ¿Tan fácil le envolvió el presidente paisa con la proverbial labia de los vecinos del norte?

Resbalón porque las organizaciones de Derechos Humanos y las poblaciones organizadas de la frontera, el COMITÉ INTERINSTITUCIONAL CONTRA LAS FUMIGACIONES, CIF, con quienes usted visitó a la gente en la frontera ecuatoriana, hace fechas tiene estudios fehacientes de los efectos nocivos y perversos del glifosato contra la vida. ¿DE QUE NUEVO ESTUDIO TRIPARTITO USTED HABLA?

Resbalón porque parece que entre Quito y Managua se le olvidaron los rostros y las voces de la gente ecuatoriana de la frontera afectada por las fumigaciones de las avionetas de la DynCorp.

Resbalón porque, acto seguido de su conversación-acuerdo con Uribe, usted y su cancillera han “rectificado” y nos traen a la memoria la “rectificadora Gutiérrez”. ¡Cuidado!

Resbalón no es caída pero es resbalón y, de resbalón en resbalón, la caída puede ser inevitable.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Las oportunidades del 2007

Posted on enero 3, 2007


En el séptimo año del tercer milenio tenemos a la vista una carga de oportunidades. A los 177 años de republicanismo pseudo democrático, se abre una brecha con oportunidades.

Ecuatorianos y ecuatorianas comenzamos con un nuevo gobierno que ha manifestado su voluntad de cambio. Rafael Correa ha ratificado su posición para promover y alcanzar planteamientos fundamentales de las organizaciones populares, organismos de Derechos Humanos y partidos no vinculados a las elites oligárquicas que hasta ahora gobernaron.

Es la oportunidad para desmontar la injusta y enmohecida estructura montada por los partidos vinculados al poder económico. Ellos son responsables del desmoronamiento de instituciones que deben garantizar la democracia real. Hasta ahora, el aparato productivo se mantuvo fiel a los intereses del capital y conservó todas las formas para exprimir a trabajadores y trabajadoras.

Es una oportunidad para romper la tradición de enriquecerse con los recursos naturales impuesta por los socialcristianos y sus aliados del congreso. Hay que quebrar su tradición de privatización del petróleo, la electricidad, las minas, los bosques, el agua, la educación, la salud y hasta el aire.

Hay la oportunidad de levantarse y no permanecer de rodillas ante el gobierno de Estados Unidos como lo hicieron siempre los gutierristas, noboistas, social demócratas, demócrata cristianos y socialcristianos. El Ecuador y su gente merecemos un puesto digno en el concierto mundial. No hay dignidad si se agacha la frente ante la política intervencionista y guerrerista de los gringos. No hay dignidad dejándose salpicar, impunemente, por el glifosato que bombardea el presidente colombiano para esconder el evidente fracaso de sus políticas.

Es la oportunidad para poner en primer lugar los derechos sociales, económicos y culturales de desarrapados y desarrapadas, de los y las de a pie, de quienes sudan cada dólar para llevar el pan a la casa, de quienes han sido marginalizados y empobrecidos pero que tienen orgullo y dignidad, que pueden reconocer sus intereses, organizarse y permanecer movilizados para defenderla.

Las oportunidades están a la mano, pero no será un proceso fácil. Se trata de parir una patria nueva y ningún parto es sin dolor. En lo social, todo cambio profundo duele y cuesta porque habrá quienes luchen hasta el final para mantener los privilegios, gangas, e inmunidades que los partidos tradicionales –fielmente en el congreso- les han otorgado y preservado.

Las oportunidades pueden ser materializadas en este año nuevo. Pueden cuajar en la medida que la voluntad de las organizaciones populares y sociales se apoye en organización y  movilización que ponga nuevas reglas para el funcionamiento de la sociedad.

Lograr una nueva constitución, una asamblea constituyente con protagonismo popular, como mecanismo necesario –pero no el único- para parir la nueva patria que queremos. 

Tenemos oportunidades y está en nuestras manos aprovecharlas sin retroceder. No hay espacio para la traición ni tiempo que perder. No habrá democracia sin quebrar las nocivas tradiciones de las elites que nos han gobernado. La dignidad del Ecuador está en  juego.

En las manos de todos y todas están la palabra y la acción para que las oportunidades del 2007 den sus frutos.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.