Nuevos tiempos para la clase trabajadora

Posted on abril 27, 2007


 

Los derechos de las personas trabajadoras, como todos los derechos, son producto de intensas luchas por parte de la población.  No son dádivas de nadie y han costado enormes sacrificios de toda índole al pueblo.

 

En 1884 la Federación Norteamericana de Trabajadores presionó al gobierno de Andrew Jonson, para establecer la jornada de 8 horas. Como esto no fue acatado por los empresarios, los trabajadores paralizaron el país mediante más de cinco mil huelgas. Esto dio paso a una brutal represión que degeneró en una masacre en Chicago, y luego en  la ejecución y sentencias perpetuas para líderes obreros.

 

La II Conferencia Internacional celebrada en París en 1889, instituyo el 1º de Mayo como el “Día Internacional del Trabajo”.

 

El sistema neoliberal imperante, el enemigo silencioso de la clase obrera, ha ido desarticulando el movimiento obrero en nuestro país y, a través de la legislación, ha consagrado el abuso y desamparo contra los trabajadores. La tercerización laboral es el mecanismo de contratación que desprecia los derechos y privilegia el poder del capital, como hace cien años.

 

La Asamblea Constituyente, a favor de la cual se pronunció la gran mayoría del pueblo ecuatoriano, tiene el gran reto de restituir a los obreros y trabajadores sus derechos. Por lo mismo, debemos participar con decisión en el proceso de selección de nuestros representantes.

 

La mejor forma de decir, es hacer. No podemos quedarnos en los discursos fogosos de revolución, sino que debemos informarnos, discutir y proponer los cambios que necesitamos incluir en nuestra nueva carta política.

 

Este primero de Mayo no es uno de tantos, estamos en la antesala de un importante acontecimiento de nuestra historia. El pueblo está decidiendo su futuro. Vamos a la marcha de los trabajadores con el mensaje de una nueva fuerza que avanza por América Latina.

 

¡A luchar por el respeto a los derechos de los y las trabajadoras!… Porque la alegría se pueda repartir, por igual, entre todos y todas.

 

¡VIVA LA CLASE TRABAJADORA DEL CAMPO Y LA CIUDAD!


Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Más que mil palabras…

Posted on abril 21, 2007


 

Más de 80 por ciento de la población votante del Ecuador dijo SÍ en la consulta. Unánime. Abrumador. Sin discusión. El pueblo habló. La voz del pueblo ¡es la voz del PUEBLO!

 

Don Héctor, viejo taxista, con familia y miles de jornadas de trabajo encima, votó SÍ. Su motivación: “no había para dónde irse, tenía que apoyar a un presidente joven que quiere cambiar el país”. Igual que un educador de probado compromiso, comenta: “más que mil palabras dice una acción y la gente sencilla sabe apreciar las acciones del gobierno”.

 

Curioso pero real: en el Ecuador, menos de 15 por ciento de población posee 90 por ciento de la riqueza. Menos de 15% son ricachones. Menos de 15 por ciento de votos fueron NO. Por otro lado, 85 de cada cien ecuatorianos-as lucha para sobrevivir y 85% de votantes dijo que SI.  

 

Los tristes y desairados ideólogos del neoliberalismo como Osvaldo Hurtado, Hernández, Larreátegui y Gangotena, repiten que el pueblo “no se da cuenta lo que ha hecho”. En su retorcida monserga (palabrería) repiten que el pueblo vota con el estómago. Ignorancia absoluta: la palabra del pueblo, para ellos, es un enigma.

 

Para la sabiduría  de quien se gana el pan del día con el sudor de la frente, no hay misterio. En los primeros meses de trabajo, el gobierno se ha ganado su confianza y lo demuestra con un sí abrumador. Aplauso unánime y de pie.

 

No es raro. El coronel de mal recuerdo llegó a la presidencia porque la gente votó pensando en un cambio. El coronel traicionó sin vergüenza y fue sacado de Carondelet al apuro. Más que mil palabras, valen las acciones. No hay enigma.

 

Hoy por hoy, el sí tiene una explicación que está más allá del entendimiento de algunitos. Para don Héctor, lo lógico era votar SI, pero, aclara mientras aplica el freno en su taxi: “si el gobierno llega a fallar, tampoco hay problema, simplemente, más que mil palabras, valen las acciones”.

 

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Plenos poderes… ¿Para qué?

Posted on abril 14, 2007


 

A pocas horas de decidir si aprobamos o no la instalación de una Asamblea Constituyente de plenos poderes que transforme el marco institucional del Estado y elabore una nueva Constitución, nos preguntamos si será posible tanta maravilla.

 

Es que la Asamblea Constituyente parece ser el último recurso para transformar, o al menos reformar un Estado, secuestrado por los intereses de los partidos políticos tradicionales y de las elites de poder económico, vinculadas a varios de esos partidos.

 

La Constitución vigente,  aprobada en 1998, lleva el sello de su principal inspirador, el ex presidente Hurtado, tenaz opositor de la convocatoria a la nueva Asamblea Constituyente y coideario de Mahuad, responsable de la mayor estafa de la historia nacional, el feriado bancario de 1999, que fue posible gracias a esa Constitución.

 

La Constitución vigente ha permitido, entre otras cosas, que las autoridades de los organismos de control del Estado sean elegidas por el Congreso. Qué cosa, ¡¿no?! ¡El zorro cuidando el gallinero! La lógica consecuencia es la ingerencia y manipulación  de los partidos políticos en la Contraloría, Procuraduría, Superintendencias de Bancos y de Compañías.

 

Esta misma Constitución permite la privatización indiscriminada de los servicios públicos e incluso, maquillado con otros nombres, la privatización o concesión total  de los recursos naturales, especialmente del petróleo. ¿No se acuerdan de la Occidental, que mediante un contrato absolutamente perjudicial para los intereses del Ecuador, se llevaba el 80% de los ingresos de los campos que le fueron concesionados?

 

Sólo modificando la Constitución se podrían rebajar los sueldos de la burocracia dorada de las entidades autónomas del Estado, que no solamente representan una pesada carga para la economía nacional sino que son un insulto para la gran mayoría de ecuatorianos que vive sumida en la pobreza y la miseria.

 

Por todo esto estamos por el Sí en la consulta. Sin embargo, el triunfo del sí solo será el primer paso hacia la elección de asambleístas y la redacción de una nueva Constitución. Si la nueva Carta Magna no contiene cambios de fondo, reformas audaces bien meditadas y  que favorezca a los intereses de las mayorías y no del poder económico nacional y extranjero, todo el proceso habrá sido en vano.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

La procesión de los insepultos

Posted on abril 7, 2007


La Semana Santa no solo nos trae el espacio anual de reflexión, golpes de pecho y arrepentimientos fugaces, sino que hoy ha sido recreada por la singular procesión de los insepultos. Se trata de seres de ultratumba que aparecen con  su humanidad en pleno proceso de descomposición, que deambulan de hotel en hotel en busca de lugar donde instalar el aquelarre, la confusión, para programar el nuevo escarnio y crucifixión del pueblo. 

Estos seres que emanan olores fétidos por donde caminan ya no sienten ninguna vergüenza por su nauseabunda imagen, agitan sus miembros ulcerados y balbucean frases casi imperceptibles de las cuales se alcanza a escuchar algo como “DEMOCRACIA SI, DICTADURA NO” en un último intento por confundir a los aldeanos y conseguir su lástima y benevolente perdón. 

Pero la vecindad recuerda con mucha claridad lo que significa dictadura y reconoce a cada uno de estos insepultos, encaramados en las máquinas de dolor y muerte que sostenían y alimentaban a las dictaduras no declaradas de los últimos tiempos, dictaduras que significaron empobrecimiento, dolor, exilio y muerte para el pueblo, mientras la riqueza de la Patria se repartía entre las oligarquías y las mafias políticas que construían democracias a su medida, donde el robo descarado y la manipulación de la Constitución, respaldaba el atraco a la nación y la entrega del País a la voracidad de los chulqueros nacionales y extranjeros. 

Esta procesión ha ido sumando cadáveres peregrinos como el propio  Oswaldo Hurtado, quien, junto a Mahuad son los prototipos de la especie más astuta de chupa-sangre. Se presentan con ropaje de demócratas al estilo United States, donde las leyes justifican las infamias como la propia guerra,  y manejan un lenguaje tecnócrata que envuelve, pero que ha quedado al descubierto ante la última hecatombe bancaria que terminó con el robo al pueblo y la desestabilización económica de la nación. 

Estas dictaduras del poder económico y político han quedado al desnudo y el pueblo quiere asistir al entierro definitivo de esta “raza de mala entraña” que ha hecho de la política  su mejor herramienta para vivir del robo y el abuso. Hoy están moribundos, víctimas de sus propias pócimas  y recetas diabólicas y solo les hace falta el golpe de gracia. Están tratando de nadar en las aguas cloacales del Congreso, donde las ratas corren y chillan buscando carroña, pero ya no pueden resucitar a la decencia, nada más extienden su agonía que solo terminará con la Constituyente, donde tratarán de entrar a dentelladas, pero donde las puertas les serán cerradas porque ahí será la morada de la nueva democracia, porque ahí los excluidos de siempre y que son la mayoría, podrán delinear un futuro más esperanzador. 

Este Vía Crusis  que “padece” la partidocracia, los hace sacar sus más miserables vicios, la compra de conciencias como la del Presidente del Congreso, peón del Bananero infame, la del Juez corrupto, primo del dueño del País, la de los vocales de los tribunales de máxima instancia en materia constitucional y electoral, la calumnia a través de los medios de comunicación, entre otras prácticas que no les servirán de nada. 

El pueblo mueve ahora su propio tren y no va a esperar que el Gobierno se canse de ajustar pactos, para alcanzar mayorías efímeras y chantajistas con el fin de consolidarse,  sino que pondrá en marcha la convocatoria y movilización populares, únicas herramientas que han propiciado cambios y reformas significativas en el pasado. 

Vamos a fortalecer el SI a la consulta popular y por supuesto, vamos con fe a la Asamblea Constituyente que será la resurrección y Domingo de Gloria para el Pueblo.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.