La respuesta del pueblo deber ser una y oportuna

Posted on junio 29, 2007

Un nuevo episodio libra la burguesía criolla en su denodada disputa por el control político del país, sin importarle por supuesto, el verdadero interés ciudadano. Con una consulta de tan solo 8 “inocentes” preguntas, se pretende abordar temas que involucran decisiones de interés nacional. Los consultados serán 3 millones de empadronados en la provincia de Guayas, ahora sí tomados en cuenta, interés por medio.

Sin importar lo que ya establecen las normas nacionales, sujetas inclusive a instrumentos internacionales, se pregunta por ejemplo si se puede castigar determinadas infracciones o delitos con cárcel de por vida, si se debe garantizar el respeto a la libertad de expresión, o si se debe aumentar el empleo y el bienestar… preguntas absurdas -por no decir tontas- puesto que las respuestas son obvias, pero que sin embargo encierran una trampa: asegurar una economía de mercado, afianzar -al menos en la consulta- un dólar venido a menos y por tanto, afianzar un sistema neoliberal que se cae por sí solo, por injusto y antidemocrático.

Preguntamos: Si tal es el interés por buscar el bienestar ciudadano, ¿por qué las tan “sensibles” autoridades de la provincia de Guayas no hacen otro tipo de preguntas a sus votantes? Por ejemplo:

· Con el fin de distribuir mejor la riqueza nacional ¿quiere Usted que la relación de sueldos y salarios entre empleados y empleadores no sea mayor que 5 a 1, y no de 10 o 20 a uno como se da en la actualidad?

· ¿Quiere Usted que los diputados queden fuera de la inmunidad para que sus actos contrarios a los intereses nacionales sean sancionados y no queden en la impunidad?

· ¿Quiere Usted que diputados y demás autoridades facturen sus ingresos y declaren sus impuestos como lo hace todo ciudadano, sin evadir sus obligaciones tributarias…?

· ¿Quiere Usted que todo ciudadano ecuatoriano tenga derecho a igual atención en salud, educación y seguridad social?

En resumen, si tanto interesa el bienestar ciudadano, ¿por qué quienes dicen defender al pueblo no defienden realmente los derechos de ese pueblo? ¿Por qué al pueblo se lo utiliza únicamente para obtener su voto y precautelar los intereses de terceros?

Frente a los intentos de la burguesía criolla por recuperar espacios perdidos, el pueblo debe responder con su mejor arma: la organización y la unidad, oportunas y decididas, para desarrollar una lucha firme en defensa de una vida digna, con salud, educación, trabajo, vivienda y buena alimentación.


Filed Under Editoriales | Leave a Comment

¡Aún, la Patria no es de todos…!

Posted on junio 22, 2007

La denuncia la escuché en una radio. El cliente pagaba puntualmente, mes a mes, sus cuotas con el capital y el interés incluido, según la tabla de amortizaciones que el mismo banco le entregó al hacerle el préstamo… Sin embargo, el mismo abogado del banco, en determinado momento explicó a su cliente: “esa tabla solo es un requisito que nos obliga la superintendencia pero que en definitiva no vale nada… Usted debe pagar 90 dólares adicionales…”

El cliente cayó de espaldas… ¿¡Cómo era posible que luego de haber fijado una cuota mensual ahora se le obligue a pagar un porcentaje adicional!?

Mientras el cliente del banco vivía su tragedia, la Comunidad de Santa Elena reclamaba en Quito, ante los congresistas, que su Cantón sea declarado Provincia. Más pesó la influencia de quienes todavía ordenan a sus subalternos a través de sus celulares, que la masiva petición de la comunidad peninsular.

Los medios mientras tanto, alertaban contra la dictadura que se pretendía imponer a través de leyes monetarias, alertaban contra el inicio de la eliminación del dólar, alertaban contra las intenciones dictatoriales de los grupos de gobierno.

Días más tarde, los diputaditos del Congreso ecuatoriano, se ponían una vez más en evidencia, negaban una ley que promovía la soberanía energética del Ecuador, obviamente en función de los intereses de terceros que son los que todavía hacen y deshacen de nuestra Patria.

Los titulares de los medios mientras tanto, mantenían su alerta: ¡Cuidado con la dictadura!

La razón no pide fuerza… ¿Quiénes hacen y deshacen de nuestro país? ¿Quiénes deciden y botan al tacho de basura las leyes que ellos mismo han escrito? ¿Quiénes se van contra la voluntad popular? ¿Quiénes venden la soberanía nacional, sin importarles el perjuicio para el país? ¿Quiénes ordenan a sus empleados de tercera aprobar o desaprobar tal o cual ley? ¿Quiénes ordenan lo que debe salir en sus medios, llamados “de comunicación”?

Las respuestas a estas interrogantes son evidentes… se explica entonces que los “afectados” por cualquier posible cambio anuncien voz en cuello el peligro de una dictadura…

Mientras tanto, las cifras oficiales y otras coinciden. Entre 7 y 8 de cada diez ecuatorianos está presente la pobreza… Si con la Constituyente ha de venir una dictadura… que esa sea la dictadura del pueblo. Si es así… ¡Bienvenida dictadura… porque aún, la Patria no es de todos!

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Entre la ceguera interesada y los derechos de los Pueblos

Posted on junio 15, 2007

Páginas enteras de publicidad en la prensa escrita, espacios políticos contratados (léase pagados) en radio y televisión fueron la tónica estos días en los llamados “medios de comunicación”… El objetivo: la defensa de un sistema, que ha decir de sus defensores garantiza un desarrollo político-democrático y un ejercicio económico-social de crecimiento para la mayoría de ecuatorianos y ecuatorianas.

Titulares desesperados como “No nos toquen el dólar…” y otras igualmente desesperadas alocuciones por radio y televisión, hacen una tenaz defensa del injusto y corrupto sistema político, social y sobre todo económico-financiero que rige aún en nuestro país.

Junto a estas patadas de ahogado, los promotores de “opinión pública”, a “capa y espada” -a través de sus editoriales- hacen la ardorosa defensa de las “instituciones democráticas” y de sus garantes: “los medios de comunicación”.

El despliegue propagandístico es evidente, los motivos también. Al  ver seriamente amenazados sus intereses: banqueros, empresarios de medios y de otras empresas de lucro, levantan -ahí sí- las banderas de “libertad de expresión”, “libertad de asociación”, “libertad de empresa” y “libertad de no sé que más… “en nombre de lo que ellos entienden como  democracia.

Tan ciega y particular es su mirada, que hasta pretenden desconocer o minimizar las gestas históricas y los principios que defendieron y llevaron adelante nuestros precursores Túpac Katari, Alfaro y Bolívar, y que ahora guían el quehacer por la recuperación de ésta, nuestra América.

Quienes siempre lucraron y se enriquecieron a costa del sudor de su hermano, se acostumbraron a eso y ahora no quieren ceder ni un ápice de lo usurpado… Por suerte, la conciencia de los pueblos de América Latina es otra, frente a la evidencia ya no se cae en el engaño…

El momento que vive Ecuador se inscribe en ese contexto. El reto también es supremo y nos obliga a la acción en defensa de los ideales de Bolívar: la construcción de una Patria Grande y Soberana, donde el ideario principal tenga pleno sustento en la vigencia y el respeto a los Derechos Humanos.

No reconocer los abismos construidos hasta ahora por el neoliberalismo y sus defensores es cerrarle el paso a la historia, entendida no solo como la memoria, sino sobre todo como el derecho supremo de los pueblos a construir su propio desarrollo, de manera realmente libre y soberana.


Filed Under Editoriales | Leave a Comment

O Enterramos el crudo… o enterramos el futuro

Posted on junio 9, 2007

 

¡Alerta!… el planeta se calienta… ¡Alerta!… el planeta se deshiela… Estos y otros llamados se escucharon este 5 de junio, día del Ambiente… Las alertas rayan en la desesperación.

 

Grupos ecologistas y sectores oficiales de Ecuador se suman a esta advertencia y llevan adelante una audaz campaña: sustituir con donaciones de cinco dólares una parte de los recursos que generaría la extracción petrolera en la mayor reserva natural de la Amazonía ecuatoriana, el Parque Nacional Yasuní, a cambio de dejar el petróleo bajo tierra.

 

La idea es reunir hasta mil 200 millones de dólares que compensarían las ganancias que se perderían por dejar enterrado el crudo de dicha reserva.

 

El gobierno haría lo suyo: recolectar recursos en el extranjero, en base a donaciones solidarias que cubrirían el 50 por ciento de lo que generarían los recursos a dejar enterrados.

 

La visión de esta audaz campaña se sustenta en la necesidad de combatir el calentamiento global. Al evitar la explotación petrolera, se reducen las emisiones de gas carbono que producen el calentamiento global.

 

En este marco, más allá del antecedente ejemplar que se daría a todo el mundo desde nuestro país, está el verdadero sentido de esta acción: aportar en la preservación de la vida sobre nuestro planeta.

 

No faltan los detractores de esta iniciativa, quienes –con una mirada falsa y miope- dicen que los pueblos amazónicos pierden la oportunidad de generar desarrollo si no se hace esta explotación.  Nada más falso… La Amazonía, generadora de riqueza, jamás se benefició del progreso que tras sí –supuestamente- trae el petróleo.

 

Las posiciones son claras. Los tiempos se acortan… Los llamados nada más, no tienen sentido…

 

Como dice el dicho: “obras son amores y no buenas razones”. O enterramos el crudo o enterramos el futuro… La decisión es nuestra, y las acciones también.


Filed Under Editoriales | Leave a Comment

¿Derecho de todos y todas?

Posted on junio 2, 2007

 

El fin de la concesión de frecuencia de un canal de televisión venezolano, por las autoridades de ese país, levantó el debate. En vez de ese canal privado, funcionará un canal de televisión público, financiado por el Estado.

 

Varios organismos que representan a los empresarios de la información han rechazado esta decisión. Se rasgan las corbatas y se lamentan. En cadena y en posta, se quejan. No son pequeñas empresas ni emisoras comunitarias, son voceros de negocios que mueven millones y millones de dólares vendiendo  información y entretenimiento.

 

Hablan de libertad pero nada dicen respecto a la censura tácita a los editores, columnistas o conductores, para que digan “todo” lo que no lesione los intereses de los dueños del medio o sus amigos. Quien no esté con la “política del medio”, se va o le sacan. Nada dicen de los titulares o artículos que desinforman o están claramente identificados con ciertos intereses. Los ejemplos sobran.

 

Hablan de libertad pero, en sus periódicos o canales de televisión, el espacio para que la gente común se pronuncie es mínimo y marginal. ¿Cuándo, una “carta de lector” será titular de primera plana? Nunca, jamás.  Se refieren a la libertad de difundir lo que se vende. Pornografía o noticias, escándalo político o sexo, les da lo mismo. Es la libertad de mercado para incrementar las ganancias del dueño del medio, también gracias al empleo mal pagado y precario de sus empleados y periodistas.

 

“Libertad de expresión” es una verdad a medias en nuestras sociedades llenas de desigualdad social y económica. El derecho a tomar la palabra depende de los dólares que se disponga para pagar un anuncio millonario o para tener una empresa que fabrique periódicos, noticieros, novelas o teleshows.

 

¿Qué libertad tiene la gente del pueblo para ejercer su “derecho a la expresión”?  Las millonarias empresas de comunicación no son las depositarias de la libertad de expresión. El pueblo tiene voz propia aunque no disponga de empresas de comunicación.

 

En nuestro querido Ecuador, marcado por la lucha social entre una minoría explotadora y una mayoría empobrecida, la libertad de expresión no es un derecho de todos y todas.  Para que sea un derecho de todos y todas hay mucho por conquistar. Los golpes de efecto, las palabras altisonantes, las falsas apropiaciones y lastimeros reclamos de las empresas de la comunicación, son absolutamente insuficientes.

 

Libertad de expresión es que la gente del pueblo pueda ejercer su derecho a la palabra.


Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.