Un gran reto para la Asamblea

Posted on agosto 30, 2007

El derecho a la educación es un Derecho Humano fundamental, como resulta evidente. Se lo reconoce en los tratados internacionales firmados por el país y, desde luego, en la Constitución ecuatoriana. Sin embargo, la vigencia de este derecho en el Ecuador es inequitativa e injusta.

            Los problemas de la educación ecuatoriana son innumerables y están estrechamente vinculados al sistema socioeconómico imperante. Los gobiernos neoliberales de turno no han destinado recursos del Estado para la educación, desconociendo su importancia en el desarrollo socio-económico y humano.

            Hay cientos de miles de niñas y niños que no asisten a ningún centro educativo ya que se ven obligados a trabajar para ayudar económicamente a su familia. Solamente la mitad de los niños en edad escolar termina la primaria y la proporción de los que se gradúan de bachilleres es aún más baja.

            La oferta educativa pública es insuficiente, no logra cubrir la demanda. Eso se pone de manifiesto cuando, por ejemplo en el Guasmo guayaquileño, existen más centros educativos privados que públicos. Los salarios de los profesores secundarios son bajos, y más aún los de los profesores primarios. Muchas plazas para profesores quedan sin cubrir. Son numerosas las escuelas unidocentes en las zonas rurales, donde un solo profesor da clases a los alumnos de toda la primaria. Solamente en la provincia del Azuay se estima que 2 mil 500 profesores públicos han emigrado al exterior.

            La infraestructura educativa pública es deficiente y gran parte se encuentra en condiciones deplorables. El gobierno declaró en emergencia  al sector educativo público y asignó considerables recursos para la reconstrucción y adecuamiento de las escuelas y colegios. Sin embargo, este es solo un parche para un problema que es mucho más grande.

            El nivel educativo público, y también parte del privado es deficiente. Los estudiantes ecuatorianos  tienen las peores calificaciones en Lenguaje y Matemáticas, materias fundamentales,  entre estudiantes de América del Sur. El magisterio y las facultades que forman los profesores han sido controlados durante décadas por un partido político. Este período coincide con el deterioro del nivel educativo público en el Ecuador.

             Se exige que la Asamblea Constituyente de al tema educativo la importancia crucial que tiene. La asignación presupuestaria a la educación pública debe ser mayor. Los maestros deben recibir salarios dignos. Los alumnos deben recibir los materiales escolares y sobre todo, una educación de calidad, que llegue a todos los niños, niñas y adolescentes en edad escolar,  que les haga razonar y no  memorizar, que cree ciudadanos y ciudadanas con espíritu crítico y valores morales. Este es uno de los grandes retos de la Asamblea Constituyente.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Más allá de las aletas

Posted on agosto 24, 2007

Rostros curtidos por el sol… camisa arremangada, altivos y con firme mirada, cientos de pescadores llegaron hasta Quito y Guayaquil… Por un momento dejaron alta mar para hacer sentir su voz y se presencia. Defienden la ley que legaliza la pesca incidental del tiburón y la utilización comercial de sus aletas. Días antes, una decena de autodenominados “activistas ecológicos” rechazaba lo que ahora los pescadores defienden.
Es el debate auspiciado por los “grandes medios” de información, que por cierto, toman partido por la decena de “activistas ecológicos”. Reportajes y más reportajes dan cuenta de la depredación del tiburón que provoca esta ley, y de la necesidad de amparar el ambiente.
Una vez más las notas informativas se quedan en el sensacionalismo. Solo de manera marginal se da cuenta del “aleta-tráfico” por el carácter afrodisíaco atribuido a las aletas de tiburón, desde tiempos inmemoriales. Asimismo, que al igual que en el narco-tráfico, la legalización de esta actividad provoca la caída del precio. Deja de ser un mercado atractivo para el traficante.
La pesca incidental del tiburón se dio y se seguirá dando, con ley o sin ley, en la red del pescador artesanal. En el gran barco industrial, ya no será incidental. Allí la pesca, no solo del tiburón, es intencional. Lo que para un grupo puede representar lucro ilegal, para otro es medio de subsistencia.
Resulta entonces que inclusive, la citada ley es aún insuficiente. ¿Cómo equilibrar la desigual y desleal competencia entre el pescador artesanal y el industrial? ¿Cómo ayudar al pescador artesanal para que sus productos lleguen de manera directa al consumidor final? ¿Cómo retribuir al pescador artesanal su aporte en la dieta de la población, si a riesgo de su propia vida se lanza al mar sin ningún tipo de seguridad social ni para él, peor para su familia?
En pocas palabras, ¿cómo dignificar el trabajo del pescador artesanal y de su familia que habita inclusive una casa de caña guadúa por la que se filtra el viento y donde no se cuenta con los servicios básicos necesarios?
El debate debe ir más allá de las aletas del tiburón y debe englobar la vida misma del pescador, no la del depredador.
Rostros curtidos por el sol… camisa arremangada, altivos y con firme mirada, los cientos, los miles de pescadores artesanales deberán movilizarse a Quito, a Guayaquil, cuantas veces sean necesarias. Deberán dejar por un momento alta mar, para luchar por su dignidad.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

“Aguavida, derecho nuestro de cada día”

Posted on agosto 19, 2007

 

“Aguavida, derecho nuestro de cada día”

 

El Colectivo PRODH y la Fundación Punto Verde, de San Clemente, provincia costera de Manabí, presentaron la exposición fotográfica “Aguavida, derecho nuestro de cada día”, con ocasión de las fiestas anuales de la población. La muestra contiene 12 composiciones fotográficas que resaltan el derecho al agua como una necesidad vital y un derecho de las personas. La “exposición callejera” está pensada para que su mensaje esté al alcance de la gente común y corriente y para que visite los diferentes poblados e instituciones educativas de la zona.

 

La muestra fue abierta al público en la calle central de San Clemente, en el marco del festival “Jueves Cultural”, jornada organizada por Punto Verde cada año, en la que la población local y visitantes disfrutan de un amplio programa con música, danza, poesía y cuentería de la región. Junto con la muestra callejera, se presentó el audiovisual “Aguavida, derecho nuestro de cada día”, que presenta la situación local con base en canciones de Ismael García y Diego Torres.

 

En San Clemente, pequeño pueblo de pescadores en la costa del Ecuador, al igual que en la mayor parte de poblaciones rurales del Ecuador, no hay dotación de agua segura y menos aún, de agua potable. La Fundación Punto Verde y el PRODH, han acordado una campaña de sensibilización sobre el derecho al agua mediante esta exposición que fue montada en marcos de caña guadúa y contiene tomas de la zona.

 

La muestra y el audiovisual (CD) están disponibles para su uso educativo. Pueden ser solicitadas a: coordinación@prodh.org

 

Agua segura, agua sana, agua…

 

El derecho al agua segura es una muestra adicional de la injusticia social y de las inmensas brechas en la calidad de vida en el Ecuador. Las cifras de disponibilidad de agua entubada por red pública ponen en evidencia esta cotidiana violación de derechos.

 

Más de la mitad de la población ecuatoriana no tiene agua entubada en su domicilio. En el país, según el censo nacional de 2001 (SIISE 4,5), apenas 48% de viviendas dispone de este derecho básico, esto quiere decir que 52% de las personas debe abastecerse de modo alternativo: comprando agua de banqueros a precios exorbitantes (1 dólar por metro cúbico o más), o de pozos y otras fuentes no seguras.

 

Agua madre, fértil amparo de nuestros sueños

 

En términos reales, solamente 1 millón 364 mil viviendas tienen servicio público de agua, mientras 1 millón 485 no la tienen. Si se mira la proporción de viviendas con agua por ciudades y provincias, se encuentra con lamentables disparidades.

 

En la ciudad de Quito hay 81% de viviendas con agua potable dentro del domicilio,  en Cuenca 71%, en Guayaquil 61% y en Portoviejo 57%. En el caso de la provincia de Manabí, 30% de hogares tiene agua intradomiciliaria, pero las cifras en las parroquias rurales o ciudades más pequeñas los contrastes son dramáticos.

 

El promedio de acceso al agua segura en el cantón Sucre (Manabí) es 25%, sin embargo hay desigualdades: en la parroquia urbana de Bahía de Caráquez, 41% dispone de agua en domicilio, en las parroquias rurales como San Isidro, la cifra baja a 19% y en la parroquia Charapotó (parroquia a la que pertenece San Clemente), apenas es 3%!!

 

Agua potable, de dónde vienes que nunca llegas?

 

En el caso de Manabí, la dotación de agua entubada (aunque no sea potable) para poblaciones rurales o poblados de pescadores artesanales como San Clemente, San Jacinto, Crucita, Cañitas, Pueblito y Charapotó, en la provincia de Manabí, se ha convertido en quimera.

 

El Centro de Reconversión de Manabí, CRM, es la institución responsable de llevar adelante los proyectos de dotación de agua para estos poblados. En los últimos años, inclusive, ha contado con los recursos económicos destinados por el Estado para estas obras. Sin embargo, una cuestionable administración de los fondos, así como la ejecución de obras con graves fallas técnicas, ha retrasado el derecho de la población al agua.

 

Debido a que se trata de poblaciones costeras, la provisión de agua mediante pozos de agua dulce no siempre es factible, a pocos metros de profundidad el agua suele ser salobre. Por otra parte, tampoco hay otras fuentes de agua dulce cercanas.

 

Para las familias de esta zona, la disponibilidad de agua seguirá dependiendo de la compra del líquido a banqueros que no siempre garantizan la salubridad o de la compra de agua envasada a precios absolutamente exorbitantes. Por ejemplo, la compra de agua a banqueros tiene un precio 10 veces mayor al precio del servicio público; por otro lado, la compra de agua envasada cuesta aproximadamente 50 veces más que el agua de servicio público.

Filed Under Derechos de los pueblos, Temas | Leave a Comment

Pensando en Nuestra América…

Posted on agosto 19, 2007

“Creo en la utopía de que realmente otra comunicación es posible… Yo quiero seguir amando esta sensación de que siempre tenemos en nuestro corazón nuestras ganas de caminar, de unirnos con otros, de que algo podemos cambiar… No importa cuánto tiempo nos lleve, pero prefiero caminar como dice Galeano -a propósito de la utopía-  y no quedarme quieto.”[1].

La Asamblea Latinoamericana de la Asociación Mundial de Comunicadores Cristianos, WACC, realizada en Buenos Aires del 13 al 16 de septiembre pasados, fue el marco para el alumbramiento de una nueva propuesta desde la comunicación comprometida: la Red Latinoamericana de Radialistas pro Derechos Humanos.

Se trata de una propuesta liderada por el Colectivo Pro Derechos Humanos, PRODH-Ecuador y auspiciada por la WACC, que reconoce que América Latina ha entrado en una nueva página de su historia. La resistencia por siglos de los movimientos indios del continente, presente de mil formas en la cotidianeidad política, social y cultural de la región, nos dice que la larga noche de postergación puede quedar atrás.

La resistencia creativa e inquebrantable contra las privatizaciones, los tratados de libre comercio, las presencias militares extranjeras, el saqueo de los recursos naturales y la explotación del obrero y el campesino -caballos de batalla del modelo neoliberal por parte de los movimientos sociales, indígenas, campesinos y de trabajadores- ha comenzado a tener eco.

Nace una propuesta para que las organizaciones e instituciones de derechos humanos cuenten con una experiencia compartida para mantener un mecanismo de comunicación y difusión regional.

Se unen voluntades y esfuerzos de gente y organizaciones convencidas de que las audiencias de América Latina, de las emisoras aliadas a la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica, ALER, merecen y necesitan información oportuna, de calidad y desde las organizaciones sociales e instituciones defensoras de los derechos de las personas y de los pueblos.

Trabajadores y trabajadoras de la comunicación con posicionamiento claro ante las demandas sociales y el clamor continental de construir relaciones sociales, económicas culturales y políticas basadas en la paz, la justicia social y la democracia, entendida como vigencia de derechos, integran la Red Latinoamericana de Radialistas pro Derechos Humanos.

Pensando en nuestra América… me remite a una América Latina donde la gente vive con dignidad, donde la gente no se tiene que ir a otras latitudes a que lo traten mal, a que sea el extranjero que genera la incertidumbre, sino que se pueda quedar en su tierra y tenga oportunidades de trabajo, de educación, de salud; que tenga una vida digna en su territorio”[2].


[1] Nestor Manchini. Argentina, Asociación Latinoamericana Comunicación Participativa, PROA

[2] Eliana Herrera. Colombia, Corporación Universitaria Minuto de Dios

Filed Under Participación, Temas | Leave a Comment

Ancho, ajeno, patriarcal y adulto céntrico

Posted on agosto 17, 2007

Para la mayor parte de jóvenes, el mundo actual resulta ancho, ajeno, patriarcal y adulto céntrico. Es un mundo ancho y ajeno porque está hecho de tal forma que invisibiliza u otorga un papel marginal a su presencia. Porque aún la mayoría de jóvenes se encuentra excluido de los avances de la tecnología y del acceso al Internet como instrumento de conocimiento, información y comunicación.
Patriarcal porque, aunque hay mucho esfuerzos para cambiar la cultura, la inequidad de género persiste. El mundo de hoy todavía experimenta un predominio del varón sobre la mujer, junto con altos niveles de violencia contra las mujeres. La juventud es parte inevitable de este mundo.
Es un mundo adulto céntrico porque gira en torno a las necesidades y perspectivas de la población adulta que se arroga el monopolio de las decisiones que influyen en la vida de todos y todas. Decisiones que tienen al planeta como está: en peligro de extinción.
La ausencia de políticas públicas para la juventud no es ajena a la orfandad que los derechos sociales en general han tenido en nuestro Ecuador durante las últimas décadas y que se explica por la prioridad dada al pago de la deuda externa y gastos de “inversión productiva”, antes que al desarrollo humano de la población y de la juventud.
En este mundo ancho y ajeno, adulto céntrico y patriarcal, irrumpe una generación de jóvenes tan grande como nunca antes existió en la humanidad. Desde luego que no toda la juventud es igual ni las ventajas o problemas de la globalización le afectan de la misma forma. Depende, todo depende, de sus condiciones de vida.
Es responsabilidad prioritaria de la sociedad adulta, de los gobiernos, responder a las demandas e iniciativas juveniles, favorecer espacios, presupuestos y otras condiciones para su digno desarrollo.
Es responsabilidad de la juventud organizada elevar la voz y exigir el cumplimiento de sus derechos. Los derechos no son favores ni limosna de nadie, pertenecen a todos por igual y los Estados son su principal garante.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.