Más allá de la Asamblea

Posted on septiembre 28, 2007

Franjas publicitarias en radio, prensa y televisión, caravanas, discursos, debates, visitas puerta a puerta terminaron por fin. Los candidatos y candidatas a la Asamblea Nacional Constituyente de Ecuador tendrán que esperar el escrutinio final de los votos por parte del Tribunal Supremo Electoral.

 

Las ofertas de cambio,  las promesas de defensa y transformación del país -unas sinceras, otras hipócritas-, unas esperanzadoras, otras desalentadoras; unas venidas desde caras nuevas, desde rostros de gente comprometida; otras repetidas desde caras conocidas, desde rostros de gente corrupta  y mojigata; unas hechas por movimientos ciudadanos organizados, otras por grupos de la vieja partidocracia. Todas, tendrán que esperar la voluntad soberana del pueblo.

 

Solo a partir de conocer los resultados finales de la elección, se conocerá también cuál es el camino mayoritario por el que quiere transitar el pueblo ecuatoriano, es decir, cuáles son las propuestas por las que opta la mayoría.

 

Pero, sean cuales fueran  las propuestas que obtengan mayoría, la verdad es que la perspectiva de hombres y mujeres, trabajadores y trabajadoras, desempleados y desempleadas va más allá de la Asamblea Nacional Constituyente.

 

Si los políticos de turno lograron interpretar  verdaderamente los reclamos y anhelos del pueblo ecuatoriano, entonces esa nueva Constituyente irá más allá del papel y la tinta, y las transformaciones propuestas deberán remover los cimientos -hasta ahora inamovibles- de una estructura de inequidades, de injusticias, de corrupción, de maltrato y explotación desde los grupos de poder hacia la mayoría de ecuatorianos y ecuatorianas.

 

Si los políticos lograron interpretar  verdaderamente los reclamos y los anhelos del pueblo ecuatoriano,  entonces esa nueva Constituyente irá más allá de elaborar y definir  una Constitución. Construirá los espacios realmente necesarios para que los anhelos y esperanzas de una sociedad justa, equitativa  y solidaria se hagan realidad.

 

Pero así mismo, si el pueblo ecuatoriano está realmente conciente que es necesario remover los cimientos de esta sociedad injusta, neoliberal-capitalista en que vivimos, el espacio de campaña de la Constituyente deberá ir más allá. Ese derecho ganado para lograr transformaciones legales, generadoras de cambios sustanciales en beneficio de la mayoría, deberá  trasformarse en  espacios de organización para controlar lo que se haga o se deje de hacer en la  Asamblea Nacional Constituyente, deberá traducirse en espacios de organización para defender las conquistas logradas y para alcanzar otras nuevas para todos y todas quienes hacemos el Ecuador.

 

Más allá de la Constituyente, es el momento de retomar la organización, es el momento de reagrupación del pueblo y de sus trabajadores; unidad en el barrio, en el sitio de trabajo, en el lugar de estudio con un objetivo: estar  unidos para nuevas batallas que se vendrán cuando los grupos, que por ahora ostentan el poder, pretendan echar abajo las conquistas económicas, sociales y  políticas, de soberanía nacional, que puedan generarse con la nueva Constituyente.

 

No necesitamos parches, queremos transformar el modelo de Estado que permita ir hacia un Ecuador plurinacional, multicultural, de niños, de niñas, de jóvenes, de hombres y  mujeres, de grupos sociales hasta ahora excluidos, de ancianos y ancianas que aspiramos vivir con dignidad y felicidad en nuestro país.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

SOLIDARIDAD CON RADIO “LA LUNA”

Posted on septiembre 21, 2007

El COLECTIVO PRO DERECHOS HUMANOS  expresa su solidaridad para el equipo de comunicadores y colaboradores que hacen RADIO “LA LUNA”, emisora que en los últimos días sufrió dos ataques criminales: uno por parte de un grupo de “CABEZAS RAPADAS”, grupo neo-nazi criollo que defiende políticas fascistas impulsadas por sectores ultraderechistas, y otro, un asalto a mano armada.

 Nuestra especial solidaridad con Cora Cadena productora del programa “Radio Transgresor Jatarishum” quien fue brutalmente golpeada por un grupo de cobardes “cabezas rapadas”, quienes a  más de atentar contra la integridad de la comunicadora, invadieron el especio privado de Radio “La Luna”.

Asimismo, nuestra solidaridad con los compañeros que fueron objeto de un asalto a mano armada y a quienes los delincuentes les sustrajeron un computador portátil.

Estos hechos resultan demasiado coincidentes puesto que radio “La Luna” mantiene una posición política definida de defensa de los derechos de las personas y de los pueblos, y de denuncia de las políticas excluyentes, racistas, fascistas que impulsan grupos de derecha política que, al verse perdidos en la contienda por la próxima Asamblea Nacional Constituyente, optan por la violencia y la intimidación como único argumento para restar votos a los sectores políticos progresistas con los que se identifica Radio “La Luna” y su personal.

El COLECTIVO PRO DERECHOS HUMANOS, PRODH, demanda del Ministerio de Gobierno y del Ministro, Gustavo Larrea, la inmediata investigación de los hechos, así como la  más enérgica sanción para los responsables de estos atentados a los Derechos Humanos.

El COLECTIVO PRO DERECHOS HUMANOS, PRODH, se mantendrá atento a los hechos para que estos casos no queden en la impunidad.

 

PRODH.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

La tarea: construir una nueva comunidad educativa

Posted on septiembre 15, 2007

Entrega de libros escolares gratuitamente, eliminación de aportes económicos injustificados, entrega de colación escolar diaria son varios de los elementos que inauguraron una nueva política educativa en el país, al inicio del nuevo año lectivo, régimen Sierra-Amazonía.

          La innovación de políticas educativas en el ámbito fiscal marca un paso importante hacia la democratización del derecho a la educación de niños, niñas y jóvenes. Sin embargo, el pleno ejercicio de este derecho tiene aún mucho por cumplir.

          El proceso de Asamblea Constituyente que vive el país, da el espacio oportuno para que la educación sea repensada en su verdadera dimensión. Romper inequidades es uno de los retos. Destruir diferencias educativas entre los diferentes grupos socio-económicos en lo académico, que implica: dotación de textos, de uniformes, de infraestructura adecuada, de laboratorios, de personal capacitado, es una de las tareas. Eliminar discriminaciones de tipo racial, de género, o de jerarquías fundadas en el poder económico es otra de las tareas urgentes.

          Pero quizás, la principal tarea a cumplir es la de concebir la educación con una mentalidad que realmente construya niños, niñas, jóvenes, hombres y mujeres nuevos. Gente que con una identidad de justicia, equidad y solidaridad conozca y respete los derechos de los demás; gente que desde su lugar de docente o de estudiante luche por destruir esas inequidades sociales, económicas, de género, étnicas, raciales; gente que desde su quehacer educativo diario busque construir nuevas relaciones sociales, económicas, de género, de protección del ambiente.

          Esa nueva concepción educativa deberá integrar esfuerzos y voluntades, no solo de docentes y estudiantes sino también de Padres de Familia y administradores, construyendo una nueva comunidad socio-educativa basada en el respeto a los derechos de todos y todas, como un espacio seguro de crecimiento del individuo y del colectivo, libres de corrupción y de cualquier tipo de delitos como son los delitos sexuales.

          El momento coyuntural del país es único: o se empieza a construir el hombre y la mujer nuevos, justos, solidarios, o se mantiene el ser individualista, inequitativo, prepotente, corrupto en muchos casos, que es lo que el sistema propicia. O rompemos el  deformador sistema educativo o nos orientamos hacia  la construcción de una nueva sociedad basada en la fraternidad y la justicia, construida desde la tarea y la responsabilidad que debe cumplir cada uno de los gestores de esa nueva comunidad educativa.

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Con desfachatez… quieren engañar, al pueblo otra vez

Posted on septiembre 6, 2007

 “Otra vez la cantaleta” dice mi abuelita, cansada  de escuchar las promesas de los candidatos: “bajaré los precios otra vez…”  “Se acabarán los impuestos…”  “Tendrá pan, techo y empleo…” Una vez  más, promesas de todo calibre y de todos los colores.

Lo increíble de la campaña es la audacia y “viveza criolla” de ciertos candidatos.  Prevalidos de las necesidades del pueblo, conocedores que ocho de cada diez ecuatorianos sufren por falta de trabajo digno, vivienda, salud o educación, esos candidatos ofrecen otra vez, lo que ellos nunca fueron capaces de cumplir.

Muchos de aquellos candidatos o candidatas a asambleístas, ya olvidaron que cuando pudieron hacer algo por el pueblo, hicieron todo lo contrario:

Varios de esos candidatos o candidatas a asambleístas, fueron parte de gobiernos depuestos, fruto de sus traiciones. Ahora, audaces e inmorales, aparecen otra vez como los salvadores del pueblo.

La audacia de estos candidatos es tal, que con la mayor desfachatez, quieren engañar al pueblo otra vez. Saben que la Asamblea Constituyente es para cambiar las leyes, no para ofrecer “el oro y el moro”, lo que es y lo que no es. Lo que buscan en realidad, es mantener sus prebendas e  intereses.

¿Por qué cuando pudieron hacerlo, no cambiaron la situación de millones de ecuatorianos, tal como lo ofrecieron?  La memoria es frágil, pero el pueblo no olvida.

El pueblo ya sabe que no hay que dar el voto a quienes con descaro, con desfachatez, quieren engañar al pueblo otra vez.

El pueblo ya hace camino y sabe que, cualquier cambio favorable a las mayorías, vendrá a condición de desarrollar unidad y organización, paso previo para construir un poder verdaderamente popular.

 

PRODH

Filed Under Editoriales | Leave a Comment

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.