Bolivia abre las puertas a nuevos tiempos

Posted on enero 30, 2009

El pueblo boliviano aprobó mayoritariamente la Nueva Constitución el 25 de Enero pasado. Más de 60% de los ciudadanos se pronunciaron a su favor a pesar de la feroz oposición de grupos de poder económico y de sus partidarios, principalmente en las regiones de Santa Cruz, Beni y Tarija. Sin embargo, todos los intentos de boicot, las amenazas de separatismo de las regiones controladas por los  “pelucones” bolivianos y la millonaria campaña sucia en contra de la Nueva Constitución impidieron que el pueblo se pronuncie soberana y democráticamente, dando un espaldarazo al proyecto del presidente Evo Morales.

Al igual que en el Ecuador, el hermano pueblo boliviano se pronunció por un cambio real para salir de la opresión de siglos. Bolivia, junto con Guatemala, son los dos países latinoamericanos donde los indígenas  son mayoría absoluta. En el primero 7 de cada 10 habitantes son indios,  aymaras y quechuas, que  han sufrido desde la conquista la opresión, la explotación, la exclusión social y económica en una sociedad dominada por élites  blanco-mestizas.

La Nueva Constitución busca  revertir la situación de injusticias y desigualdades tan extremas del país andino. Para ello, será necesaria la puesta en práctica de al menos 100 leyes y reglamentos. La nueva Constitución reconoce –por primera vez- la plurinacionalidad del Estado boliviano y la igualdad de derechos y obligaciones de todas las personas. Igualmente, establece la universalización de derechos fundamentales como la salud y la educación, el derecho al acceso al agua y jubilaciones dignas para los miembros de la tercera edad.

En la nueva Constitución boliviana se dictamina el control estatal sobre los recursos naturales: petróleo, gas y minas. Por otra parte, en referéndum, el pueblo boliviano se pronunció  a favor de que la máxima extensión para la propiedad agrícola sea de cinco mil hectáreas con el fin de  limitar los latifundios que, históricamente ha concentrado la mayoría de las tierras agrícolas en manos de unos pocos terratenientes.

Esta nueva Constitución boliviana ha logrado niveles de participación social nunca antes vistos en Bolivia.  Se han abierto las puertas hacia una sociedad más participativa y justa en un país donde la mayoría de sus habitantes, los indios, han sido por siglos parias en su propia tierra.

Filed Under Asamblea Constituyente, convocatorias, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Educación, Libertad de expresión, Participación, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Democracia, participación y “enredo ciudadano”

Posted on enero 23, 2009

La conformación del denominado quinto poder que cumpliría la función de “Transparencia y Control Social”, se debía realizar en respeto del artículo 204 de la nueva Constitución ecuatoriana, que plantea que el pueblo es el mandante y primer fiscalizador del poder público, en ejercicio de su derecho a la participación. Así como del artículo 207, que manda la formación del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

La Constitución exige, en la segunda disposición transitoria, que por primera vez, esta tarea sea cumplida por la Comisión Legislativa. Sin embargo, la subcomisión responsable del proceso, logró armar un gran embrollo. Entre la definición de requisitos, calificación de candidatos y auto-candidatos, entre la puntuación de los méritos con la contratación de una mediocre empresa informática, en los apuros de fin de año, veedurías restringidas e impugnaciones, rectificaciones, re impugnaciones y renuncias, se armó un barullo mayúsculo, un “enredo ciudadano” ejemplar.

El mandato constitucional no merecía este chanchullo “ciudadano”. Hay quienes impugnan el proceso porque respiran por la herida. Otras personas se presentaron como candidatas con las reglas que ahora impugnan. Hay otros que siguen pensando que la autenticación de una universidad es lo mismo que la autenticación notarial. Lo cierto es que los veedores aluden que no se les dejó ver nada.

La participación social no merece este trato, a menos que, en la cabeza de los asambleístas de gobierno, la frase “control social” signifique “control a la sociedad” para que obedezca al gobernante. Pero, por lógica, control social es el derecho de la ciudadanía, de sus organizaciones y representantes, a conocer procesos y recibir información sobre sus derechos, para dar un veredicto sobre la vigencia y respeto de ellos.

No se entiende la participación social con unos consejeros o consejeras que no representen a las organizaciones sociales, es decir, con personas postuladas por organizaciones pero que, al asumir funciones, rompen con la identidad colectiva. Una democracia participativa es con la gente organizada o no hay tal. Los organismos participativos deben expresar las voces colectivas y no la voz de una selección abstracta de individuos.

Preguntas para entender el sentido de participación que tiene el gobierno: ¿Por qué, el presidente se reúne con las cámaras de comercio, de industria, etc., entes organizados de los empresarios, pero espanta reuniones con los jóvenes, mujeres, defensores de derechos humanos, indios y campesinos organizados? Será que los empresarios son unos razonables “neoliberales maduros” mientras los indios son radicales “revolucionarios infantiles”?

¿Por qué el gobierno reconoce el derecho de actoría política a los empresarios y sus cámaras, mientras a las organizaciones de jóvenes, mujeres, indios, defensores de derechos humanos y ecologistas, les trata en general como” ciudadanos ”, desmembrándoles en discurso y práctica, de sus respectivos colectivos? ¿Por qué desconoce y descalifica a las organizaciones?

El enredo “ciudadano” de la participación  expresa que, en vez de una nueva democracia participativa, el gobierno insiste en la anquilosada “democracia” representativa excluyente, en la que valen los gremios según el monto de capital y de activos fijos que dispongan.

Filed Under Asamblea Constituyente, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

La Voluntad del Poder

Posted on enero 16, 2009

Un presidente y un gobierno hacen lo que su voluntad política y las leyes le permitan. Gobernar, en pocas palabras, es el ejercicio de la voluntad política para hacer lo que conviene al bien común, o en el lenguaje de nuestra flamante Constitución, lo que exige el bien vivir para todos y todas.

La voluntad del poder de Israel –secundada por el poder de Estado Unidos, es desconocer al pueblo palestino, poner fin a la existencia de su nación y de su estado, eliminarlo por ser palestino. La voluntad de desvalorar la existencia y derechos del otro, convertida en política de estado, en programa de gobierno y plan de acción, explica que se inviertan recursos sin límites para la ocupación del territorio palestino, bombardeo de civiles, uso de fósforo blanco contra blancos civiles e instalaciones neutrales como las Naciones Unidas. Esa voluntad significa miles de víctimas, incluyendo mujeres y niños del pueblo palestino.

La voluntad política del gobierno ecuatoriano ha puesto en primer lugar del gasto público la salud pública, la educación, la vivienda, las obras de infraestructura y conexión del país. La voluntad del gobierno ratificó –recogiendo una bandera levantada por los sectores populares, organismos de derechos humanos, ecologistas y de izquierda- la finalización de la presencia militar extranjera en Manta. Anuncia que no pagará la deuda externa aunque, en los hechos y por razones prácticas, lo hace selectivamente.

Esa misma voluntad del gobierno impulsa una propuesta de minería a gran escala con responsabilidad y control ambiental. Ante esta propuesta del gobierno, existe una importante corriente de voluntades –sectores sociales, organismos ambientalistas y de derechos humanos e izquierda- que no comparte ese enfoque, que se opone y exige abrir el debate nacional, sin apuro y sin chantajes desde el poder.

El poder de la voluntad, la voluntad del poder, define qué oposición es válida y qué opositores pueden sentarse a la mesa para discutir hasta llegar a un consenso. Que nadie se engañe, lo que está en discusión no es una ley sino un modelo de desarrollo que no puede quedar de lado.

El poder no puede calificar de absurda o irresponsable la posición política de ningún grupo social o político. El presidente no puede –por más alta popularidad que tenga- descalificar públicamente a quienes piensan diferente y, en los hechos, desvalorarlos. El presidente, por justicia, está obligado a diferenciar –en palabra y obra- la oposición de la oligarquía y sus lacayos, del pueblo organizado que defiende sus derechos y la vida.

La oposición de los sectores populares no puede, por su lado, asumir la violencia, la pedrada y la tortura, como una forma de lucha. Los servidores públicos no pueden sacrificar a los usuarios de salud o de educación por otros fines. No es aceptable ni legal que se cierren las puertas de hospitales, escuelas u otros servicios públicos, ni es aceptable que se incendie una ambulancia pública en nombre de una protesta social. Atrás de esa violencia se escudan mezquinos intereses de quienes la alimentan.

La voluntad del poder no debe desconocer la existencia de nadie, no puede erigirse en pontífice de una verdad. Es inaceptable que pretenda el silencio de quienes –con manos limpias y sin intereses- exigen el debate sobre el modelo nacional de desarrollo.

Filed Under Comunicación, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

EL PUEBLO PALESTINO BAJO FUEGO DE ISRAEL

Posted on enero 7, 2009

El pueblo palestino vive una nueva arremetida bélica de Israel. Un millón de palestinos residentes en la franja de Gaza, la gran mayoría civiles, sufren los ataques incesantes e implacables por aire, mar y tierra de las fuerzas armadas israelíes. Estos ataques ya han causado la muerte de más de 600 personas – la gran mayoría no combatientes y 20 por ciento, son niños- 3 mil heridos y destrucción por doquier en la estrecha franja.

Israel decidió destruir los accesos como túneles y carreteras para aislar este territorio que se encuentra sin electricidad ni servicios básicos. También bloquea el paso de ayuda humanitaria por lo cual los palestinos se debaten entre el hambre y el horror de una masacre premeditada, repudiable y desde todo punto de vista, injustificable.

Israel posee una de las mayores y mejor equipadas fuerzas armadas del planeta. Además es la nación que mayor ayuda militar recibe de los Estados Unidos en todo el mundo. Y no por casualidad sino porque constituye la punta de lanza del imperialismo en una zona tan neurálgica como es el Oriente Medio.

El pretexto para esta agresión han sido los ataques a Israel con misiles de fabricación casera de los grupos armados de Hamas que operan desde Gaza y que habrían causado la muerte a  tres israelitas. Sin embargo, la respuesta ha sido completamente desproporcionada y abusiva. Al pretender destruir las “bases” de Hamas y sus vías de aprovisionamiento, Israel ha masacrado a miles de víctimas inocentes y ha aislado la franja de Gaza del resto del mundo. Esto viola los principios básicos del derecho humanitario y los anteriores acuerdos de paz.

Detrás de esto está la voluntad de Israel de tomar, ilegalmente y por la fuerza, los territorios palestinos que tanta sangre y sacrificios le han costado al pueblo palestino.

Los palestinos de Gaza son masacrados y  los hospitales están repletos de heridos; faltan alimentos, no hay comunicaciones y la ayuda internacional no puede llegar. ¿Y la Organización de Naciones Unidas?, Su Secretario General, parece no darse por enterado y prefiere cumplir el vergonzoso papel de tapar  las espaldas al saliente gobierno de George Bush, principal causante de las guerras de Iraq y de Afganistán, donde el ejército norteamericano y sus aliados han producido millones de muertos.  Los gobiernos europeos se muestran tímidos y hasta ahora inoperantes  para detener los ataques israelitas.

En estas circunstancias, debe levantarse la solidaridad internacional de los pueblos y los ciudadanos con el pueblo palestino y repudiar la brutal agresión que sufren por parte de Israel, que parece haber olvidado lo que al pueblo judío le tocó sufrir a manos del los nazis durante la segunda guerra mundial.

Filed Under Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Soberanía, Temas | 1 Comment

Carta de Adolfo Pérez Esquivel

Posted on enero 7, 2009

Extracto de carta de  Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980

¿Israel, hasta cuándo continuarás oprimiendo a tus hermanos? ¿Hasta cuándo continuarás sembrando la muerte, torturas y  justificando lo injustificable  para destruir al pueblo palestino? ¿Tienes la respuesta, o sólo escuchas la sordera de tu propia voz?

Los  pueblos no olvidan,  guardan en su mente y corazón a sus seres queridos, el sufrimiento los fortalece en la resistencia, no se resignan a vivir sometidos y humillados y reclaman su derecho a existir, a ser libres y soberanos.

¿Israel olvidas tu propia historia de sufrimiento y resistencia? ¿Olvidas el horror del Holocausto y el dolor de tu pueblo? Olvidas a quienes dieron su vida por la libertad?

No hagas a tu hermano lo que hicieron contigo. Es urgente, “desarmar la razón armada”, pero la razón no se desarma a ella misma, ni con otra razón más poderosa aún.

R.Panikkar, señala que hay una dialéctica entre lo urgente y lo importante. Quizá sea más urgente afrontar la situación que vive el Medio Oriente, o ver lo que se hace con la razón armada; ya se trate de una decisión personal o política. Se debe compaginar lo urgente con lo importante, sin sacrificar lo uno ni lo otro. Tal vez lo más importante es darse cuenta de que con mera  buena voluntad, no se va muy lejos. Lo urgente es desarmar a la razón, pero lo importante es comprender que no se trata de vencerla con otra razón superior. La carrera armamentista, la violencia y ataques no conduce a ninguna solución.

Tendríamos otra razón más armada. La razón no se desarma a si misma. Hay que encontrar la función del espíritu.
Israel, escucha el clamor de tus hijos, de quienes vienen luchando por alcanzar la Paz como Daniel Barenboim, quien da testimonio que la Paz es  posible y acercar a palestinos e israelitas a través de la música. Muchas organizaciones judías, comunidades religiosas de diversos credos, en Israel y el mundo llaman al diálogo y al entendimiento entre los dos pueblos. Son voces que debieras escuchar.

Aún recuerdo los intentos y esfuerzos por la paz realizados por Shimon Peres, actual Presidente de Israel y Premio Nóbel de la Paz, ¿Esos gestos e intenciones fueron vacíos de contenido, o fue todo una farsa para continuar la destrucción y muerte del pueblo palestino?-¿Qué respuesta tienes?

Generaciones de israelitas y palestinos nacieron y se formaron en sociedades  violentas, no saben de la Paz y del diálogo entre los pueblos, no quieren aceptar la diversidad en la unidad, de otras culturas y creencias y se han transformado en esclavos de la violencia. Necesitan liberarse de si mismos.

Israel, haz provocado una profunda herida a la humanidad marcada en tiempos  de odio, de  guerra, de dolor y muerte, donde el terror es el común denominador y contamina a las nuevas generaciones ¿Olvidas que lo que siembras recoges?
Hay que desarmar la razón armada para romper el círculo que los atrapa de la violencia, la destrucción y la muerte.
Se necesita mucho  más coraje y decisión para construir la Paz que continuar con la guerra que es un signo de debilidad y miedo.

Necesitas transformar las espadas en arados, escucha al Profeta Isaías. Necesitas voluntad política y decisión clarea del espíritu para actuar con dignidad y sabiduría.

Filed Under Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, Editoriales, Libertad de expresión, Participación, Temas | Leave a Comment

Carta de Adolfo Pérez Esquivel

Posted on enero 7, 2009

Extracto de carta de  Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980
¿Israel, hasta cuándo continuarás oprimiendo a tus hermanos? ¿Hasta cuándo continuarás sembrando la muerte, torturas y  justificando lo injustificable  para destruir al pueblo palestino? ¿Tienes la respuesta, o sólo escuchas la sordera de tu propia voz?
Los  pueblos no olvidan,  guardan en su mente y corazón a sus seres queridos, el sufrimiento los fortalece en la resistencia, no se resignan a vivir sometidos y humillados y reclaman su derecho a existir, a ser libres y soberanos.
¿Israel olvidas tu propia historia de sufrimiento y resistencia?- ¿Olvidas el horror del Holocausto y el dolor de tu pueblo. Olvidas a quienes dieron su vida por la libertad?
No hagas a tu hermano lo que hicieron contigo. Es urgente, “desarmar la razón armada”, pero la razón no se desarma a ella misma, ni con otra razón más poderosa aún.
R.Panikkar, señala que hay una dialéctica entre lo urgente y lo importante. Quizá sea más urgente afrontar la situación que vive el Medio Oriente, o ver lo que se hace con la razón armada; ya se trate de una decisión personal o política. Se debe compaginar lo urgente con lo importante, sin sacrificar lo uno ni lo otro. Tal vez lo más importante es darse cuenta de que con mera  buena voluntad, no se va muy lejos. Lo urgente es desarmar a la razón, pero lo importante es comprender que no se trata de vencerla con otra razón superior. La carrera armamentista, la violencia y ataques no conduce a ninguna solución. Tendríamos otra razón más armada. La razón no se desarma a si misma. Hay que encontrar la función del espíritu.
Israel, escucha el clamor de tus hijos, de quienes vienen luchando por alcanzar la Paz como Daniel Barenboim, quien da testimonio que la Paz es  posible y acercar a palestinos e israelitas a través de la música. Muchas organizaciones judías, comunidades religiosas de diversos credos, en Israel y el mundo llaman al diálogo y al entendimiento entre los dos pueblos. Son voces que debieras escuchar.
Aún recuerdo los intentos y esfuerzos por la paz realizados por Shimon Peres, actual Presidente de Israel y Premio Nóbel de la Paz, ¿Esos gestos e intenciones fueron vacíos de contenido, o fue todo una farsa para continuar la destrucción y muerte del pueblo palestino?-¿Qué respuesta tienes?
Generaciones de israelitas y palestinos nacieron y se formaron en sociedades  violentas, no saben de la Paz y del diálogo entre los pueblos, no quieren aceptar la diversidad en la unidad, de otras culturas y creencias y se han transformado en esclavos de la violencia. Necesitan liberarse de si mismos.
Israel, haz provocado una profunda herida a la humanidad marcada en tiempos  de odio, de  guerra, de dolor y muerte, donde el terror es el común denominador y contamina a las nuevas generaciones ¿Olvidas que lo que siembras recoges?
Hay que desarmar la razón armada para romper el círculo que los atrapa de la violencia, la destrucción y la muerte.
Se necesita mucho  más coraje y decisión para construir la Paz que continuar con la guerra que es un signo de debilidad y miedo.
Necesitas transformar las espadas en arados, escucha al Profeta Isaías. Necesitas voluntad política y decisión clarea del espíritu para actuar con dignidad y sabiduría.

Filed Under Uncategorized | Leave a Comment

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.