El derecho a elegir cuántos hijos tener

Posted on noviembre 19, 2012

El derecho a elegir el número de hijos o hijas, es el tema nuclear del informe anual de 2012 del Fondo de Población de las Naciones Unidas. Los datos y análisis de este reporte, lanzado en Quito en estos días, ponen énfasis en las inmensas tareas que la humanidad, los países y las instituciones públicas debe enfrentar para que este derecho sea una realidad para todos los y las humanas.

Paradojalmente, el derecho a decidir cuántos hijos o hijas tener, pasa por el derecho a no morir dando vida, pues el proceso de la maternidad implica un riesgo a morir que implícitamente las mujeres corren, siempre en relación con sus condiciones de vida y el acceso a la atención de calidad de su maternidad.

Según el informe de UNFPA, cada minuto muere una mujer por complicaciones debidas al embarazo, al parto o al post parto, la inmensa mayoría de ellas, prevenible con la aplicación de soluciones que, por lo general, no requieren grandes o complejas inversiones tecnológicas. Entre las adolescentes mujeres de 15 a 19 años, las complicaciones del embarazo aparecen como la principal causa de muerte. Entre los factores que se deben modificar se menciona el número de partos que son atendidos por profesionales o personal calificado para responder a una eventual complicación; el uso oportuno y adecuado de métodos anticonceptivos; la disminución de la tasa de embarazos en adolescentes y una mayor cobertura de la atención prenatal, es decir, el acompañamiento integral durante el embarazo. En otras palabras, la reducción de la muerte materna en el mundo significa mejorar la salud de las mujeres, y de la atención de salud de las mujeres en todos los rincones del planeta.

El reporte de UNFPA, agencia de la Organización de Naciones Unidas, enfatiza que la reducción de la muerte materna podría llegar a un 30 por ciento si las mujeres acudieran de forma voluntaria, oportuna y efectiva a los servicios, atención, insumos y utilización de cualquiera de los métodos anticonceptivos modernos. La decisión de tener una hija o un hijo, en condiciones ideales, debería partir de un acuerdo de la pareja, sin embargo, la triste y lacerante realidad para millones de mujeres es que su ejercicio de la maternidad es impuesto y forzado, como no debería ser por ningún motivo el compromiso de traer una nueva vida al mundo.

La violencia basada en el género, ejercida por los hombres contra las mujeres, ajena a condiciones socio económicas y culturales de la pareja, pues se presenta en todos los estratos de la sociedad, provoca un gran porcentaje de embarazos que, por tanto, no son fruto del ejercicio del derecho a tener prole. La violencia basada en género se expresa –con claridad meridiana- en el incremento del índice de niñas menores de 14 años embarazadas que, según estudios, asumen la gestación en condiciones de violencia sexual. También, la violencia de género se expresa en el alto porcentaje de adolescentes madres que enfrentan la vida solas, pues los progenitores se mandan a cambiar y no asumen la paternidad. El machismo galopante atenta contra el derecho de las mujeres a decidir cuántos hijos o hijas tener.

El informe de UNFPA enfatiza en la necesidad urgente de que los gobiernos tomen las medidas, diseñen las políticas y lleven a la práctica medidas concretas para garantizar, promover y respetar el derecho de las mujeres, y de los hombres, a decidir cuántos hijos o hijas tener, y señala “cuando una mujer puede planificar su familia, puede planificar los demás aspectos de su vida”.

Filed Under Derechos sexuales y reproductivos, DESC, Editoriales, Jovenes, Mujer, Salud, Temas | Leave a Comment

Estamos contigo Palestina

Posted on noviembre 19, 2012

Te bombardean a ti y es como que si nos hubieran robado la infancia de un solo plumazo.

Te bombardean a ti, y es como si tus niños fueran nuestros hijos. ¿A qué ser humano se le ocurrió que un niño debe pagar las consecuencias de los errores de los adultos, ¿a qué mente perversa se le ocurrió la idea de dejar sin agua, sin alimentos, sin luz, sin escuela a miles de pequeños, que crecerán con el horror en sus tiernos ojos?

Te bombardean a ti y nosotros nos preguntamos qué le pasó al mundo, en qué momento se desquició? ¿En qué momento prefirió la sangre inocente que el abrazo fraterno?

Te bombardean a ti y uno siente que la piel se quiebra en pedazos con cada humano que muere destrozado sin saber porqué, con cada niña que grita de espanto, de dolor, al verse sin un brazo, sin una pierna, con su casita pobre reducida a escombros.

Te bombardean a ti y uno se pregunta si ellos, los que deciden la barbarie se acordarán del genocidio hacia los suyos? ¿Harán memoria de los campos de exterminio, de los miles y miles de muertos que el odio hacia el otro engendró? ¿Se volvieron pequeños Hitlers sin darse cuenta? ¿Se recortaron el bigote y sin querer les quedó una marca en forma de esvástica?

Te bombardean a ti y uno tiene que llorar de rabia, de impotencia, porque los que huelen a azufre están llenos de poder, de dólares y de ojivas.

Te bombardean a ti de una manera criminal y ellos dicen que es por defensa propia, que es exactamente lo mismo que afirmar que el torturado debe ser destrozado por resistir tercamente a las vejaciones impuestas.

Te bombardean a ti para asegurarse una reelección, para seguir imaginando terroristas que los quieren destruir con palos y piedras.

Estamos contigo, hermano palestino, porque aunque la estupidez disfrazada de razón quiera imponerse a sangre y fuego, ustedes han sabido hacer de la palabra resistencia su pedacito de dignidad. Estamos contigo, estamos con ustedes.

Filed Under Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Libertad de expresión, Soberanía, Temas | Leave a Comment

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.