Usos prioritarios del agua

Publicado el octubre 23, 2009

Entrevista realizada a Cecilia Chérrez, activista de Acción Ecológica. Lunes, 12 de octubre de 2009 en Radio Municipal.

El tema del agua está siendo muy comentado en la sociedad ecuatoriana debido a la Ley de Recursos Hídricos, pronta a ser aprobada por la Asamblea Nacional y cuyos efectos tendrían importancia en diversos campos productivos del país. Según Cecilia Chérrez “cuando se piensa en el agua para la producción, se piensa en nuestra comida, en el alimento, es decir, en lo que ahora se reconoce como soberanía alimentaria que está garantizado en la Constitución”.

Lamentablemente, la realidad es que el agua en nuestro país está en manos de muy pocos. Resulta que el 65% del agua de riego está en manos del 1% de los productores que además, no tienen como prioridad la soberanía alimentaria de la población sino la colocación de productos en el mercado internacional.

Justamente, la discusión en la Ley a ser aprobada, se encuentra en el punto de definición de “las actividades productivas” porque ahí se establece el orden de prioridades para las que el agua debe servir. La primera función del agua, en cuanto a actividades productivas es la agroindustria, en segundo y tercer lugar el petróleo, minería y otras actividades extractivas y finalmente se encuentran las actividades recreativas y culturales. Este hecho constituye un castigo a la cultura pues, existe una serie de expresiones culturales en nuestro país que están íntimamente vinculadas al agua, es decir requieren del recurso para poder existir, por ejemplo, la celebración del INTIRAYMI. Entonces, ¿Para qué y para quién queremos el agua? ¿Vamos a dotar de agua a las mineras?, ¿Vamos a usar agua para las plantaciones forestales, para los agrocombustibles, para todas estas actividades que son altamente contaminantes y altamente acaparadoras del agua?

Debemos empezar a buscar respuestas a estas interrogantes ya que la nueva Ley de Recursos Hídricos podría tener trampas para contrarrestar lo establecido en la Constitución, que el agua es un Derecho Humano fundamental, que no puede ser de ninguna manera privatizada y que existe una prelación establecida. Sin embargo, en la agenda económica del gobierno  ocupa un sitial prioritario el abrir el territorio ecuatoriano en más o menos un 20% para la minería a gran escala. Ésta actividad, por un lado es altamente demandante de agua y por otro lado, es altamente contaminante, aunque se diga que no habrá contaminación y que se va a entregar el agua totalmente pura y lista para ser utilizada.

La realidad actual ya es bastante dura, en la zona norte de la Amazonía se ha bebido, a lo largo de 30 años, agua con niveles de toxicidad altísimos cuyo tratamiento es imposible. Se dice que en toda la provincia de Sucumbíos no existe agua superficial ni subterránea segura para el consumo humano. Por eso, en los últimos 10 años han aparecido tantos casos de cáncer, mujeres sometidas a abortos permanentes, niños y niñas que nacen con deformaciones; problemas que muchas veces han estado ocultos pero que, gracias a las movilizaciones de las organizaciones sociales han ido saliendo a la luz para ser colocadas ante el país, ante la conciencia nacional para enseñar el rostro humano de la explotación petrolera.

Es hora de decidir el futuro que nos espera, pues nuestras decisiones pueden ser irreversibles.

Archivado en la categoria Ambiente, Asamblea Constituyente, Comunicados, Derechos civiles y politicos, Derechos de los pueblos, DESC, Participación, Salud, Soberanía, Temas | Deje un comentario

Deje un comentario

Si desea escribir un comentario relativo a este articulo, escriba en el siguiente formulario.

You must be logged in to post a comment.

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.