Jóvenes Radialistas por los Derechos Humanos

Publicado el agosto 20, 2010

Esthela tiene 13 años, vive en Morona Santiago, provincia amazónica, y es la más joven del grupo participante en el taller de Derechos Humanos y Radio para jóvenes, en la sede del MIES, en Macas.  Para ella, es la primera vez haciendo locución en una cabina profesional y con un micrófono delante. El asombro y los nervios se mezclan cuando debe grabar dos minutos con su presentación y una improvisación. El técnico de sonido, Xavier, da la señal y, Esthela, rompe el silencio, se expresa con claridad, cuenta su mini historia y dice su palabra. Más tarde, en la evaluación grupal del “casting”, reconocerá todo lo que puede mejorar en su habilidad como locutora. Al final del taller, Esthela estará en capacidad de hacer guiones sencillos y grabará pequeños programas radiales que incluyen cuñas, radiodrama y canciones, de autoría colectiva, que hablan de los derechos y los sueños de la juventud.

El Colectivo Pro Derechos Humanos, PRODH, en convenio con  la Dirección de Juventud del Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES, desarrollan una nueva experiencia de capacitación con jóvenes en varias ciudades del Ecuador, en el proyecto “JOVENES EMPODERADOS COMUNICANDO SUS DERECHOS”, en asocio con entidades locales, como por ejemplo, en Morona, la Fundación “Código Selva”, que apoya para que jóvenes de su provincia puedan vivir esta experiencia.

El taller comprende una articulada secuencia de actividades de aprendizaje teórico y práctico, de reflexión y construcción participativa de nuevo saber, de cuestionamientos a las actitudes heredadas de una sociedad machista, adulto céntrica,  injusta e inequitativa.

A lo largo del proceso, los chicos y las chicas van reconociendo otras posibilidades de mirar el mundo y la vida, nuevas formas de interpretar lo cotidiano y de comprometerse con un proceso de construcción de una sociedad democrática, menos injusta, solidaria.

La temática en derechos humanos gira alrededor de los principios e historia de la Declaración Universal de Derechos Humanos y la base legal que ofrece la Constitución de Ecuador aprobada en 2008. Los derechos que se analizan son la comunicación, libertad de expresión, la equidad, la participación social, los derechos sexuales y reproductivos y derechos de la naturaleza. Siempre se parte del saber y experiencia del grupo participante y se avanza individual y colectivamente.

En el acercamiento a la producción y realización de radio, se facilita un aprendizaje en lo básico para el mejor uso de la voz en locución radial; el lenguaje radiofónico y el manejo de formatos tales como radioclip, cuña, entrevista, sondeo popular y radiorevista. En el taller se descubre la relación posible entre la promoción de los derechos y el radialismo popular que devuelve la voz a quienes se pretende silenciar o desconocer. Con seguridad, el proceso va enseñando que –para el conjunto de los y las jóvenes, es muy importante que nadie nos calle o silencia nuestra voz, pero es mucho más importante se nos escuche. No es lógico pelear por tener la palabra si, luego, nadie nos oye.

Para que la voz juvenil sea escuchada, la producción radial debe acercarse a lo mejor, en contenido y forma, sin quedarse en lo que todo programa comercial o de farándula superficial ofrecen, supuestamente, como preferencia del público o de la audiencia.

Los cinco días programados para cada uno de estos talleres, corren rápido y siempre falta tiempo para las discusiones de los temas como el derecho a la comunicación, equidad de género, no discriminación, derechos sexuales y reproductivos, entre otros. El tiempo se agota pronto entre los ejercicios para aprender formatos radiales y luego, en la cabina de producción en donde, poco a poco, el manejo de las técnicas de producción y de interpretación radial, se tornan familiares y se incorporan a las habilidades de los y las jóvenes.

El proyecto ofrece además, previo al taller de radialismo, un taller de instalación y manejo de una cabina digital, cuya infraestructura, muebles y equipos especializados, fueron adquiridos y entregados por el MIES. Otro insumo importante es el Manual “ABC del radialista juvenil”, una recopilación de materiales de orientación realizada por el PRODH para el proyecto del MIES, manual que se debería convertir en un compañero inseparable de los y las participantes.

El proceso no termina con el taller de radio y derechos humanos. Entre los resultados del mismo quedan una estructura de programación y una capacidad instalada para producir, conducir y difundir una radio revista juvenil que, con el apoyo de “Código Selva”, podría estar al aire en las siguientes semanas. El trabajo y la dedicación voluntaria de los chicos y chicas capacitados apenas comienza en un proceso que, solo su dedicación y voluntad, dirá hasta cuándo y hasta dónde llega.

El coordinador de “Código Selva”, Gustavo, asegura que el taller ha aportado para las chicas y chicos participantes, mucho más que conocimientos en derechos humanos o en técnicas de producción radial, pues el aprendizaje en el Taller de radialismo juvenil y derechos humanos se hace con una metodología que impulsa las capacidades de participación y comunicación de cada participante, así como es una invitación al compromiso en la promoción de los derechos de las personas.

Archivado en la categoria Comunicación, Comunicados, DESC, Editoriales, Jovenes, Libertad de expresión, Niños, Participación, Temas | Deje un comentario

Deje un comentario

Si desea escribir un comentario relativo a este articulo, escriba en el siguiente formulario.

You must be logged in to post a comment.

Colectivo Pro Derechos Humanos • Powered by Wordpress.