EDITORIAL

El mundial ha comenzado, pero no olvidemos todo lo demás

Pese a que en esta ocasión no nos tocó estar en el mundial, una gran cantidad de ecuatorianos y ecuatorianas estaremos muy atentos a los partidos, ya sea frente al televisor, escuchando la radio o leyendo las noticias en un periódico o en el internet. El futbol mueve pasiones, encanta a las multitudes y nos proporciona sin duda buenos momentos de esparcimiento, se podría decir que mientras rueda el balón casi olvidamos nuestros problemas.

Y precisamente ese es el punto que queremos resaltar en este editorial, está muy bien disfrutar de un buen partido de futbol y de todo aquello que trae el mundial cada cuatro años; sin embargo, no podemos ni debemos olvidar nuestros problemas y desatendernos de la realidad.

Desde el PRODH no queremos arruinarles la fiesta, solamente hacer un pequeño llamado de atención sobre varios temas de relevancia que no se resolverán solos y que más bien si los ignoramos tenderán a agravarse.

– No olvidemos los escándalos de corrupción de los últimos 10 años y que algunos de los juicios ya se encuentran en curso, no podemos } permitir que quienes robaron permanezcan en la impunidad y que lo robado no regrese a las arcas del Estado.

– No olvidemos la problemática de la frontera norte, nada se ha resuelto, continúan los enfrentamientos y los grupos irregulares siguen actuando en la zona y sobre todo Vanesa Velasco y Oscar Efrén Villacís llevan secuestrados ya dos meses.

– No olvidemos que en instituciones educativas se cometieron toda clase de delitos sexuales contra niños, niñas y adolescentes y recordemos la poca diligencia con la cual el Ministerio de Educación actuó en su momento, es necesario tomar medidas urgentes.

– No olvidemos también las denuncias en Cuenca en contra de un afamado sacerdote quien habría cometido numerosos delitos sexuales contra menores de edad, aprovechando su posición como autoridad religiosa y educativa.

– No olvidemos que según estadísticas de la Fiscalía y de distintas ONG en lo que va del año se han seguido cometiendo un alto número de femicidios y otros delitos de violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar.

– No olvidemos que seguimos con cifras en rojo respecto al embarazo adolescente y que seguimos cerrando los ojos respecto a los numerosos abortos realizados clandestinamente sin control y condiciones, preferimos sancionar que regular.

– No olvidemos que el número de personas desaparecidas en el país continúa en alza, se suma a la larga lista Michelle Montenegro de 26 años desaparecida el 5 de junio en la provincia de Pichincha.

– No olvidemos que en muchas ocasiones se han aprovechado estas fechas para expedir leyes, emitir decretos y crear ordenanzas que afectan nuestros derechos, sabiendo muy bien que no protestaremos por andar muy felices y distraídos.

No olvidemos todo esto y muchas otras cosas más, pues cuando uno olvida los problemas, también se postergan las acciones y se dejan de lado las posibles soluciones.