VOCES COMPROMETIDAS

Campaña “Ni una mujer más”

Por: Elisa Martínez Espinoza, PRODH Cotopaxi

En enero de 2015 se declaró la culpabilidad de dos personas por la agresión sexual cometida contra Gaby Díaz, la joven de 19 años, de la ciudad de Riobamba, quien luego de varios meses de sufrir estrés postraumático y depresión, se quitó la vida.
Janeth Cañizares, madre de la joven en mención, señala que “este ha sido un proceso muy duro que ha durado más de un año. Hemos peleado tanto física, como moral y judicialmente, con lo cual se logró la acusación judicial a las partes, a quienes se les dio la pena máxima de 12 años. En la segunda instancia los jueces se ratificaron en la sentencia y se les incrementó la pena de 12 a 16 años.
El 21 de julio estaba citada una audiencia de casación, es decir a la última instancia, en la ciudad de Quito, la cual se suspendió para la siguiente semana. Sobre este tema y sobre las implicaciones de este proceso, Janeth Cañizares señala que “en esta última instancia se espera que la Suprema Corte tome en consideración la muerte de Gaby a consecuencia de la violación, y por ende se pedirá el aumento de la pena.
La madre de Gaby Díaz recuerda cómo varios meses de la agresión cometida contra su hija Gaby sentía estrés y la impotencia al ver que las personas que le agredieron seguían en libertad, y que no era el único caso existente, habían otras posibles víctimas de violación y muchas muchachas que se encontraban en peligro. La madre recuerda además como Gaby buscaba justicia para que ninguna mujer más pase por ese sufrimiento.
Así nació la campaña en redes sociales denominada “Ni una mujer más” o “Justicia para Gabby”, en la cual han participado muchos jóvenes, no solo de la ciudad de Riobamba, sino de todo el país, quienes han acompañado en las audiencias a la madre de Gaby Díaz.