¿Tienen fecha de caducidad los “Guagua Centros” de Quito?

Los Centros de desarrollo infantil comunitario, mejor conocidos como Guagua Centros, existen desde el año 2014 y se ocupan del bienestar de miles de niñas y niños de 1 a 3 años, quienes pertenecen a familias socioeconómicamente vulnerables en la capital del Ecuador. En cada uno de los 164 centros se atiende a diario alrededor de 40 niñas y niños, allí se les brinda alimentación (desayuno, almuerzo y dos meriendas) y servicios de desarrollo integral.

Estos servicios se brindan para combatir la desnutrición y fomentar el desarrollo psicomotor de las personas más vulnerables de la capital. El cuidado que allí reciben las niñas y niños promueve que crezcan de mejor forma y puedan integrarse en la escuela con mayor éxito en el futuro, pero, además es un apoyo vital ya que sus madres y padres deben salir a trabajar.

El Patronato de San José, encargado de la gestión de los centros, reporta que se han beneficiado 10000 familias y que de las niñas y niños beneficiarios:

• 72% han superado la desnutrición con que ingresaron,

• 9 de cada 10 superaron la anemia,

• El desarrollo de destrezas y capacidades del 92% está por encima del promedio de otros niños no vinculados al programa.

Se calcula que el costo mensual por niña o niño es de $162,5 dólares , cifra que resulta irrisoria comparada con los 400 a 500 dólares que cuesta mantener a una persona privada de la libertad en los centros de rehabilitación penitenciaria.

¿Entonces qué pasa con la sostenibilidad del programa? De momento, solo se sabe que el programa funcionará con normalidad hasta mayo de este año, fecha en que termina el período de alcaldía de Mauricio Rodas. Se hace entonces vital que el actual Alcalde incluya en su agenda de transición este tema tan trascendental para la inclusión social en la capital. Y así también, se hace indispensable que el nuevo Alcalde de la ciudad sepa dar continuidad a este programa de gran importancia social.

Recordando que el proceso de transición de Alcaldía estará acompañado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es necesario que se transparente la información sobre el futuro de esta iniciativa, pues hasta el momento es escasa y confusa, manteniéndose en total incertidumbre el futuro de los centros y de las familias que los usan a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *